Día de las Escritoras 2017

Teresa Iturriaga Osa

Teresa Iturriaga

Teresa Iturriaga Osa (Palma de Mallorca, 1961) es Doctora en Traducción e Interpretación por la ULPGC. Trabaja en periodismo cultural, sociología, radio, poesía, ensayo, relato, traducción. Ha dirigido proyectos literarios con voces de mujer. En su bibliografía: ‘Mi Playa de Las Canteras’, ‘Juego astral’, ‘Yedra en vuelo’, ‘Revuelto de isleñas’, ‘Desvelos’, ‘Sobre el andén’, ‘Gata en tránsito’, ‘Campos Elíseos’, ‘En la ciudad sin puertas’ y ‘DeLirium’. Ha participado en varias antologías españolas: ‘Orillas Ajenas’, ‘Hilvanes’, ‘Fricciones’, ‘Que suenen las olas’, ‘Ecos II’, ‘Doble o nada’, ‘Espirales Poéticas’, ‘Madrid en los Poetas Canarios’, ‘París’, ‘Mujeres en la Historia I-II-III’ y ‘Casa de fieras’.

BlogFacebooken DRAGARIA

La autora de DeLirium es la única de las entrevistadas que ha optado por no ceñirse al formato de pregunta-respuesta propuesto par el reportaje. En su lugar, la escritora ha decidido ofrecernos una reflexión que reproducimos íntegra a continuación:

«Si el ámbito cultural insiste en establecer fechas puntuales de celebración como el Día de las Escritoras, la mujer corre el riesgo de reproducir simbólicamente el esquema de opresión patriarcal del que se siente víctima. Aceptar que existe una literatura masculina y otra femenina es perpetuar la creencia de una superioridad o inferioridad que no comparto. Sucede, a veces, que el mundo femenino copia los mismos patrones de exclusión sin darse cuenta de que su respuesta alternativa es un producto de dominación. Por consiguiente, para escapar de ese círculo vicioso de clasificaciones del viejo orden (según edad, sexo, origen, raza, credo…), habría que empezar a liberarse de las estructuras de pensamiento dual y transitar por las vías de la complejidad, sin atender diferencias que agraven esa huella del pasado en las heridas.

Hablo de un espacio abierto en que la literatura actual se sitúe como un referente de normalidad entre personas. La escritura nos ofrece la oportunidad de cambiar la repetición de la desigualdad entre géneros solo con las armas de las palabras. Y puedo asegurarles que, al abordar una obra literaria en mi experiencia profesional como traductora, siempre analizo los marcadores comunicativos del texto original antes de investigar la fisonomía de quien escribe. Insisto: el texto literario. Esa es la cuestión».

No te pierdas ninguna de las entrevistas: