web
counter

Textos

Espacio dedicado a las aportaciones creativas gentileza de nuestros autores invitados: poemas, cuentos y microrrelatos inéditos dirigidos especialmente a los lectores de DRAGARIA.

Aida González Rossi

There is a light that never goes out

«Mi habitación es un escombro. las marcas de los cuerpos permanecen en la cama pero el único cuerpo el único cuerpo roído soy yo».
Jorge Ortiz Robla

Desde luego ahora

«Mi tacto reverbera por los brazos, / es arena que compacta un cuerpo. / Aquí donde no resiste el sauce pero surgen cristales de sal en las fachadas».
Agustín Gajate

El perenquén volador

«Las obras habían empezado hacía pocos días en una vivienda de la última planta de aquel altivo edificio de arquitectura vanguardista pasada de moda.».
Miguel Ángel Martínez

Algo de valor

«A un lado de la escena, DICK, teniente médico del ejército de los Estados Unidos. Está sentado en la habitación de un hotel con ventana al exterior».
Magela Gracia

Te huelo

«Llevaba meses pasando delante de su puesto, sin atreverme  a decir absolutamente nada. Imaginé que su fino oído lograría discriminarme entre una persona y otra».
Jorge Ortiz Robla

Escritura

«La escritura como proceso natural describe la circunstancia, que vivida, arremete y despotrica, rasga la piel a desigual impacto».
Ramón Araújo

Paradoja de la escalera

«Subo corriendo la escalera del parking. Llego arriba cansado. Tal vez demasiado rápido para mi edad. Debo encontrar la forma adecuada».
Moisés Morán Vega

La caricia no deseada

«Aquella pesadilla volvió a despertarme. Me quedé sentada en la cama, temblando, y con un sudor frío que se apoderaba de todo mi ser».
Mayte Martín

Mujer contra mujer

«La miró con tanta pasión... sus  pechos reaccionaron enseguida.  Y notó como sus pezones se irguieron sin querer».
Echedey Medina Déniz

Poema para un graffiti en Quito

«Cuando vengan los nuevos niños del futuro / y haya que enseñarles de qué exacto mono vino el hombre, / qué cromosoma lo puso a dos patas sobre la tierra...».
Elena Villamandos

Camino de mortales

«Cuando tu corazón ha muerto ya dos veces / y un letargo de dioses tus sienes ha alcanzado / cuando a esa eternidad insensible te has lanzado...».
Federico J. Silva

Un ensayo de definición

«Tú y yo somos dos islas / de la misma ensoñación marina. / Tú te ignoras e ignoras que ignoras / tu signo interior, lo que has enunciado...».
Elsa López

Los supervivientes (IV)

«A veces sueño con un gesto. Que ella aparezca radiante, hermosa y fría, y me diga algo al oído que no entiendo bien pero que me hace levantar de la cama y seguirla».
Beatriz Morales Fernández

Fantasmagóricamente viva

«Cuando entró por la puerta todos pronunciaron su nombre. Ella, extrañada y perdida, comenzó a caminar por el largo pasillo».
José Marrero y Castro

Los días tejen su madeja como un río

«Los días tejen su madeja como un río / Que transcurre, y no tiene nada nuevo que ofrecer // Es sorprendente que estas palabras contengan / toda la desdicha de este mundo».
Echedey Medina Déniz

Crónica de un matrimonio de filólogos

«En cambio a él no le había hecho falta llevar la cuenta viciosa de cuántas veces había leído las novelas de García Márquez no por deleite sino por el tormento sin fin de disfrutar analizando frases sintácticamente».
Salma Abdola Gutiérrez

Y ahora

«Y ahora no llevo el mundo sobre mis hombros, / lo llevo sobre la cabeza como un cántaro lleno de agua, / como si la luna fuera a rebotar contra la línea del horizonte».
Miguel Aguerralde

Sueños de tinta y sal

«La brisa ondeaba su pelo y los pliegues de su falda. Cada tarde, Yaiza se sentaba en el muro del paseo marítimo de Playa Blanca».
Teresa Iturriaga

Punto de fuga

«No desperdicies / ninguna fuente. Pero no seas / un revoltijo de aguas. / Tal vez el silencio más abyecto / pueda resolver el quid / del desengaño».
Alba Sabina

Los trasteros de la tierra

«Si se pudiese descifrar / el regreso hacia un cuerpo, / hacia algún espejismo, / hacia una piedra o una forma / de comprender el cielo».
Daniel Bellón

Oficio

«Desde lo alto vibra la ciudad su mediodía, / o es la memoria que reverbera / vuelta un fuego que la consume».
Antolín Dávila

Las ideas de cada cual

«Llevaba pensándolo mucho tiempo. Él no era así, un parsimonioso que dejaba transcurrir la vida sin implicarse en algo por caro que le costara».
Iván Cabrera Cartaya

Un día cualquiera

«Uno de esos días, uno cualquiera que esté en oferta, me moriré, ahora sí, definitivamente: me saldrá más barato».
Cristo Saavedra

Lázaro

«Lázaro Solovióv Gutiérrez conducía un viejo Seat Málaga por una autopista solitaria y calurosa. Más calurosa que solitaria».

Pin It on Pinterest