web
counter

Textos

Espacio dedicado a las aportaciones creativas gentileza de nuestros autores invitados: poemas, cuentos y microrrelatos inéditos dirigidos especialmente a los lectores de DRAGARIA.

América Quintero Hernández

Fuera de hora

«Esta semana me he organizado mejor. Solo he comido un día fuera y he llegado casi puntual al trabajo».
Alba Sabina

Grete Samsa

«La espalda de mi hermano es como una armadura medieval. Sacaré del cuarto la humanidad que le resta al minucioso insecto».
Manuel M. Almeida

Milagro

«Las manos pringadas y el corazón contrito. Había escuchado esa frase en alguna canción. O tal vez se la había inventado. El quinto contenedor de la mañana prometía».
Echedey Medina Déniz

Los muñones y lo inefable

«El ejercicio de la poesía debe ser un espejo, o al menos para mí es lograr lo inefable con sospechas, con intuiciones y con estafas».
Félix Martín Arencibia

Luces blanquiazules

«Rellenan alturas. / Cuasi siderales. // Corazón perdido. / Agujeros negros. / Cometas, planetas…».
Elsa López

Los supervivientes (VIII)

«Desde la distancia, uno vuelve a contemplar lo que fue y a quién perteneció. La vida va colocando las cosas en su sitio y en esos momentos uno analiza lo que hizo bien y lo que hizo mal».
Iván Cabrera Cartaya

Santa Teresa

«Supongo que habrá pasado mucho tiempo, años convertidos en armaduras de plomo, que habrá dejado de ser Santa».
Lauren Moya Ford

La isla

«Me despierto en medio de la noche y me viene esta pregunta a la mente: ¿Cómo es el paraíso?».
Damián H. Estévez

Hombre con traje rojo

«Antonio Reyes camina pegado a las paredes, por tendencia a buscar la sombra, aunque no la haya en días como hoy».
Juan Ferrera Gil

Mi tía Lola

«Cuando mi tía Lola cayó desplomada en el salón de su casa, no imaginamos siquiera que su entierro se retrasaría por una sorprendente investigación policial y judicial».
Manuel M. Almeida

El Manifiesto Ñ (adelanto)

«Estaba en blanco, aquello lo había cogido desprevenido y sentía que algo no encajaba. En cuanto el del traje se levantó de la silla, Nemesio salió disparado a su encuentro».
Alba Sabina

La primera noche de Clara

«Clara salió a comprender la noche. No le resultaban familiares los tacones ni los besos fugaces ni las tormentas junto a amigos a la luz de las farolas».
Teresa Iturriaga

Mucho tiempo antes

«Antes de pasar por mi lengua y por mi piel / retumbaban en tu boca las palabras de amor».
José Marrero y Castro

En esta tarde de invierno

«En esta tarde de invierno en la que / la gente olvida que está viva / el agua brilla como un telón de fiesta».
Pablo Sergio Alemán Falcón

Posado el amarillo

«Posado el amarillo sobre el ojo, / dejando en su camino la galaxia / en forma de boceto».
Echedey Medina Déniz

Personaje de semiosis

«El personaje dobló la página, primero con modestia de creado y luego con furia de ser esclavo de la designación».
Mayte Martín

La espiral del silencio (adelanto)

«Ensimismada no se dio cuenta de que se pasaba el tiempo, debía ir a vigilar a un tipo que trabajaba en el Ayuntamiento, era uno de esos con contratos de confianza».
Cristo Saavedra

Invirtiendo

« — Me vas a matar, ¿verdad? / —Camina. 7 —Pero… ¿Me vas a matar? 7 —¡Continúa! 7 —Me vas a matar, ¿verdad? 7 —No te detengas. 7 —¿Qué te he hecho yo? 7 —No eres como nosotros».
Elsa López

Los supervivientes (VII)

«Las emociones no se cuantifican. No hay estadísticas. Pero si yo les preguntara cuándo les envolvió por última vez un escalofrío ante determinadas lecturas ustedes sabrían responderme».
Luis Henríquez

Superstición

«Maldita sea la hora en la que di vida a ese personaje. Hasta su nombre, Honorio José Nefasto, me vino a la cabeza como por arte divino».
Rosario Valcárcel

Todoque

«Hay barrios que enamoran a primera vista, / antepasados de fuegos que guardo en la memoria».
Martina Villar

Mi próximo destino

«Esta mañana, mientras desayunaba con mi hermana Elsa, me llené de coraje y, sin más artificios, le he confesado mi inminente proyecto».
Rubén Benítez Florido

Un beso en la frente

«Cuando observó a la Muerte allí, en el salón de su casa, cómodamente sentada, mirándole con un cierto aire de indolencia, no pudo evitar una profunda decepción».
Ylenia Perera

Me llamaron Eva

«Me llamaron Eva y lo pagué con sangre: sangre natal, sangre endométrica, sangre novata, sangre fatal».

Pin It on Pinterest