web
counter

Textos

Espacio dedicado a las aportaciones creativas gentileza de nuestros autores invitados: poemas, cuentos y microrrelatos inéditos dirigidos especialmente a los lectores de DRAGARIA.

Sasa sosa

Villa Cuajo

«El alcalde de Villa Cuajo tiene sed de inmortalidad y ha decidido hacer historia. Siente que tiene el deber de dejar huella, de aparecer en las crónicas».
José Marrero y Castro

En esta tarde de invierno

«En esta tarde de invierno en la que / la gente olvida que está viva / el agua brilla como un telón de fiesta».
Pedro Flores

Ilíada

«No fuiste en las naves con bancos. / No entraste al alcázar de Troya. / Estesícoro / Creo que son de una humilde aleación, / latón y niquel...».
Mayte Martín

Mujer contra mujer

«La miró con tanta pasión... sus  pechos reaccionaron enseguida.  Y notó como sus pezones se irguieron sin querer».
Santiago Gil

Cuatro poemas de ‘La extraña suerte’ (adelanto)

Ofrecemos en adelanto cuatro de las piezas que componen el nuevo libro de poemas de Santiago Gil, 'La extraña suerte', que se presentará próximamente
Echedey Medina Déniz

La leyenda del tue tue

«En los campos de las zonas centrales y del sur de Chile y aun en sectores urbanos del gran Santiago persiste la leyenda mapuche del tue tue».
Eduvigis Hernández Cabrera

Si aquella mañana

Si aquella mañana al despertar hubiese sabido que este era el último día de su vida tampoco habrían cambiado mucho los acontecimientos».
'El detective nostálgico', de José Luis Correa

El detective nostálgico (adelanto)

Ofrecemos en primicia el texto de las dos primera páginas de la nueva entrega de la popular saga que protagoniza Ricardo Blanco y que se presenta el 11 de mayo.
Ernesto Suárez

Memorias

«Uno. En diciembre del 61 Gary Snyder viaja de Japón a India, pero antes desembarca apenas unos días en Hong kong, en Vietnam después».
Dolores Campos-Herrero

Anacronismo

«Este caballero que todavía luce / una flor azul sobre su pecho / está demasiado exhausto. / Por mucho que quiera, / no es temible su lanza».
Silvia R. Court

Aguas prestadas

«Contemplo su andar y un balanceo. Te imagino dentro, latiendo en sus aguas prestadas. Ajeno al laberinto del tiempo no te seducen ni la noche ni el día».
Ylenia Perera

Me llamaron Eva

«Me llamaron Eva y lo pagué con sangre: sangre natal, sangre endométrica, sangre novata, sangre fatal».
Berbel

Me desperté para coser el día

«Me desperté para coser el día, / dando puntadas cortas al dobladillo de mis pasos, / zurciendo un corazón a base de remiendos / y bordando en las esquinas las iniciales de la felicidad».
Teresa Iturriaga

Punto de fuga

«No desperdicies / ninguna fuente. Pero no seas / un revoltijo de aguas. / Tal vez el silencio más abyecto / pueda resolver el quid / del desengaño».
Inma Flores

Chanel nº 5

«Se pintó los párpados de un color con matiz terroso y, junto a la ceja izquierda, añadió un dorado mate».
Martina Villar

Entre Alba y Celeste

«Mientras la miro y la gente se aparta, repito un estribillo que canta mi abuela. "Y los muchachos del barrio la llamaban loca».
Teresa Iturriaga

Mucho tiempo antes

«Antes de pasar por mi lengua y por mi piel / retumbaban en tu boca las palabras de amor».
Melania Domínguez Benítez

La lucha está desnuda

«La lucha está desnuda, tiene piel de animal de colores, escamas rojas, verdes, azules, plumas en el costado, huecos para dos alas invisibles…».
Moisés Morán Vega

La caricia no deseada

«Aquella pesadilla volvió a despertarme. Me quedé sentada en la cama, temblando, y con un sudor frío que se apoderaba de todo mi ser».
Noel Olivares

El prodigio más ajeno

«Soy un hombre sentado que espera pacientemente la muerte. Mi estado natural es permanecer sobre alguna butaca o sofá».
Mayte Martín

Espejos

«Ya no se miraba en los espejos. Los tenía por toda la casa. Quienes iban alguna vez de visita pensaban que era un narcisista que precisaba verse en cada esquina».
Manuel M. Almeida

Milagro

«Las manos pringadas y el corazón contrito. Había escuchado esa frase en alguna canción. O tal vez se la había inventado. El quinto contenedor de la mañana prometía».
Leandro Pinto

Cacería

«Mi madre llevaba tiempo diciendo que la oía rumiar. Solía guardar un buen puñado de revistas en su mesa de noche, y el ruido a papel masticado provenía, decía, desde allí dentro...».
Dunia Sánchez Padrón

Sombras

«Sombras. / Ecos lejanos de insonoridad. / Retorcidas huellas. / Mis manos, oscuras, / Despertar de lánguidos espectros / Nutridos en la luna llena».