Libros de Cartonera Island
Libros de Cartonera Island (Foto: DRAGARIA).

Editar está hoy al alcance de cualquiera. El conglomerado digital permite dar salida a las obras de todas esas almas sensibles e incomprendidas a las que la industria tradicional les volvieron, les vuelven y quién sabe si les volverán siempre la espalda. Se puede editar directamente convirtiendo el texto a un formato estándar y publicándolo en cualquiera de las plataformas que conforman el nuevo mercado virtual, ofreciéndolo en una web personal, recurriendo a fórmulas como la coedición y el crowdfunding. O publicando directamente en un blog o red social. Hoy ya quien no publica es porque no quiere, o porque ha decidido darle la espalda a eso que llamamos nuevas tecnologías.

El cartón era uno de los medios de sustento de las capas más desfavorecidas

En ese marco surgen las editoriales cartoneras. ¿Editoriales carto qué? ¿Eso que va, por iOS o por Android? Nada que ver. Editar está hoy al alcance de cualquiera… también en papel.

Corría el año 2002. Argentina continuaba sumida en la brutal crisis económica que había desembocado en el Corralito. Un escritor, Washington Cucurto, y un artista plástico, Javier Barilaro, deciden poner en marcha una editorial. ¿Pero cómo, dada la carestía y la escasez de papel? Pues bien sencillo, echando mano de uno de los materiales más abundantes en ese momento: el cartón. El cartón era uno de los medios de sustento de las capas más desfavorecidas: se buscaba, se apilaba y se vendía al peso. Cucurto y Barilaro podían ayudar a esa gente pagándoles un precio superior al que solían venderlo, y al mismo tiempo disponer de materia prima para sus libros. Comercio justo. De la necesidad, virtud. Nacía así Eloísa Cartonera, la primera editorial de un movimiento que hoy no conoce fronteras.

Un movimiento fecundo

¿Qué es un libro cartonero? Un libro que tiene las tapas —portada y contraportada— de cartón. Cartón silvestre, por así llamarlo, de los que podemos encontrar en cualquier caja, pero que es transformado en una obra de arte única gracias a un proceso artesano de decoración o ilustración. ¿Y una editorial cartonera? Pues la editorial que se encarga de publicar o promover, distribuir y vender esos libros.

«En Canarias hubo gente que dijo que sin subvención la cultura moriría, Cartonera Island es la reacción a ese discurso»

La mecha de Eloísa prendió rápido y con vigor. De tal modo que en unos pocos años ya se había extendido por todo el sur y el centro de América hasta alcanzar Estados Unidos. Y luego África. Europa. España. Y, de camino, claro, Canarias.

Cartonera Island es la primera editorial de estas características en las Islas. Sus artífices, Carlos Bruno Castañeda, Ernesto Suárez y Daniel Bellón, que comenzaron a fijarse en la experiencia argentina a principios de esta década, también en el momento más duro de nuestra propia crisis económica: «En Canarias hubo gente que dijo que sin subvención la cultura moriría, Cartonera Island es la reacción a ese discurso», señala Bruno.

El libro cartonero presenta dos grandes virtudes: por un lado, supone una alianza entre la literatura, la pintura-ilustración y la artesanía; y por el otro, facilita a cualquier escritor editar su propia obra de forma autónoma o en colaboración con un artista, además de permitir trasladar el proceso de elaboración, en forma de taller, a colectivos y centros de enseñanza.  La editorial ofrece incluso la descarga gratuita de los textos publicados en formatos PDF, ePub y como maqueta para que cada cual pueda confeccionarse su propio libro.

Catálogo ‘in crescendo’

Con Cartonera Island han publicado ya autores y autoras del Archipiélago como Belén Lorenzo, Luis Alzola, Yapci Bienes o Elizabeth Cárdenas, además de los propios Bruno, Suárez y Bellón, y otros en diversas obras colectivas. Dentro de su actividad didáctica y expansiva, la editorial ha promovido numerosos talleres y ha editado obras en diversos centros de enseñanza de Tenerife y La Palma.

Libros de Cartonera Island
Libros de Cartonera Island (Foto: DRAGARIA).

En palabras de Bellón, «se está construyendo un catálogo interesante, además del punto participativo y divertido que se genera alrededor de los talleres cartoneros que desarrollamos en diferentes centros de enseñanza y grupos de amigos».

Según reza en su web oficial:

«Cartonera Island es una iniciativa sin ánimo de lucro que quiere intervenir en su espacio social y cultural proponiendo la publicación de textos principalmente de poesía mediante libros producidos de forma manual y artesana a partir de cartón proveniente de los procesos de reciclaje y reutilización.

Queremos que los libros se editen como resultado de una labor colectiva, positiva y comprometida. Los libros cartoneros están cortados, pintados y encuadernados a mano».

Pero quizá lo mejor e que visites su web o te acerques a alguno de sus talleres. O te descargues alguno de sus libro y comiences a hacer tus pinitos con tan sencilla y alternativa suerte de edición. O, mejor aún, que te atrevas a hacerlo con tu propio libro. No lo podrás vender en Amazon, pero siempre te quedará la satisfacción de haber sido capaz de crear una obra irrepetible.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: