Agaete se impregna de poesía en memoria de Pino Ojeda

► El Huerto de las Flores acoge este sábado 18 y domingo 19 el tradicional Encuentro de Poetas, en homenaje a la autora de 'La piedra sobre la colina'
► Elsa López, Manuel M. Almeida, Covadonga García Fierro y Domingo Doreste, invitados en la sesión inaugural

Pino Ojeda

Regresa la fiesta literaria del verano por excelencia a la villa de Agaete. Tras La Rama y Las Nieves, el tradicional Encuentro de Poetas volverá a impregnar el Huerto de las Flores de la localidad norteña de flores, música y memoria, en esta ocasión en homenaje a Pino Ojeda, protagonista del Día de las Letras Canarias de este 2018, pintora y poeta, habitual de las tertulias literarias del pasado siglo en el mismo espacio que ahora la honra.

El encuentro se desarrollará, como es habitual, en dos sesiones —sábado 18 y domingo 19— que se iniciarán a las 21.00 horas, ambas conducidas por la periodista Rosi Morera. El sábado, el acto girará en torno a la figura de Pino Ojeda, con la aportación poética de los dos invitados en esta edición: Elsa López, una de las voces más relevantes de la literatura canaria contemporánea, y el también escritor y periodista Manuel M. Almeida.

Covadonga García Fierro, coordinadora de la publicación Pino Ojeda: te busqué por los sueños, revista crítica editada por el Gobierno autónomo con motivo del Día de las Letras Canarias, será la encargada de realizar la semblanza bioliteraria de la homenajeada, en un encuentro que estará salpicado por la proyección de diversos pasajes del documental La habitación del fondo, protagonizado por Esther Munuera, creado por Domingo Doreste González, nieto de Ojeda, que también intervendrá en el transcurso del acto. La guitarra del joven Juan Carlos Álamo Rosario pondrá la nota musical del encuentro.

En la sesión del domingo, un nutrido grupo de poetas se dará cita para rendir tributo a la autora de La piedra sobre la colina, en un elenco integrado por Rosario Ibrahím, Pedro S. Callicó Sosa, Beatriz Morales Fernández, Santiago Acosta García, Nely Macorix, Agustín González Bermúdez, Chessie Nan, Anselmo Martín Medina, Echedey Medina Déniz, Ylenia Perera Perera, Kimberly Rojas Ramírez y Rosa María Martín Pérez.

El Encuentro de Poetas fue recuperado en 2016 tras veinte años de silencio, dando continuidad a una cita que hunde sus raíces en las tertulias modernistas de principios del siglo XX y por la que pasaron figuras de la talla de Agustín Millares Sall, la propia Pino Ojeda, Carlos Pinto Grote, Arturo Maccanti o Sebastián de la Nuez, entre muchos otros.

El acto, organizado por la Concejalía de Fiestas y Patrimonio Cultural del Ayuntamiento con la colaboración del colectivo Agaetespacioweb.

Pino Ojeda

Pino Ojeda comienza a escribir poesía a partir de la trágica muerte de su marido en 1939, en el frente de batalla de Extremadura, durante la Guerra Civil Española. Este hecho vital origina una literatura intimista que transita los temas de la soledad, el desamor, el paso del tiempo, la muerte y la esperanza.

La trayectoria poética de la escritora grancanaria se inicia en 1940, en la revista tinerfeña Mensaje –dirigida por Pedro Pinto de la Rosa–, donde dio a conocer algunos de sus poemas. Además, esta revista publica su primer libro, Niebla de sueño, en 1947. Sin embargo, es en 1953, año en el que logra el Primer Accésit en el Premio Adonais con su poemario Como fruto en el árbol (publicado en 1954), cuando empieza a ser reconocida a nivel nacional, realizando lecturas y recitales en ciudades como Madrid y Barcelona, donde establece lazos de amistad con la pléyade de escritores españoles de posguerra.

En 1952 Pino Ojeda funda, desde Gran Canaria, la revista Alisio. Hojas de poesía, que ve la luz hasta 1955, y en la que publican autores destacadísimos de la época, como Juan Ramón Jiménez, Vicente Aleixandre, Carmen Conde, Gerardo Diego, Pedro Salinas, Gabriel Celaya, o el pintor e ilustrador Juan Ismael; todos ellos, amigos de la autora con los que mantiene correspondencia epistolar y colabora en lecturas y recitales en diferentes ciudades del territorio nacional.

En 1956, Pino Ojeda recibe el Premio Tomás Morales con La piedra sobre la colina, un poema dividido en doce estancias publicado en 1964. En 1987 aparece El alba en la espalda; y en 1993, El salmo del rocío, libro de poemas que obtuvo el Primer Premio Mundial de Poesía Mística, convocado por la Fundación Fernando Rielo, en 1991. Póstumamente se publica Árbol del espacio (2007), ilustrado por Plácido Fleitas y Juan Ismael.

Además, Pino Ojeda combinó su faceta literaria con la plástica. En el ámbito pictórico, la autora logró exponer su obra en países como Estados Unidos, Suiza, Suecia, Alemania, Francia e Italia, realizando exposiciones individuales y colectivas, itinerantes y permanentes, en museos y galerías, además de ser alabada por renombrados críticos de arte, que la consideran una de las precursoras del arte abstracto en Canarias.

(Extracto de la biografía de Pino Ojeda escrita por Covadonga García Fierro para la Academia Canaria de la Lengua)

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: