La Biblioteca Insular te invita a disfrutar de una noche ‘loca’ por Vegueta

► Este viernes se celebra una nueva edición de 'Cuentos eróticos por los rincones', con la participación de Virginia Imaz, Pablo Albo, María Jesús Batista y Yoshi Hioki

Cuentos eróticos 2016
Aspecto de una de las sesiones de la edición de 2016 (Foto: Biblioteca Insular).

La Biblioteca Insular de Gran Canaria ofrece este viernes, 5 de mayo, una nueva edición de Cuentos eróticos por los rincones, un itinerario de narración oral, «de influjo y deleite erótico», que tendrá como escenario distintas zonas del barrio histórico de Vegueta y como protagonistas a la cuentista guipuzcoana Virginia Imaz, el albaceteño Pablo Albo, la palmera María Jesús Batista y el japonés Yoshi Hioki.

El periplo arrancará en la plaza de Las Ranas a las 23.00 horas, de la mano de María Jesús Batista y concluirá, ya entrada la madrugada, en la plaza de Francisco María de León, con la intervención conjunta de todos los narradores mencionados. A lo largo del recorrido, una banda dixieland «irá templando los ánimos y los deseos que imponga al público la noche», según consta en la nota oficial.

Sobre las 23.30 horas, la comitiva se trasladará desde la Biblioteca Insular a la plaza del Pilar Nuevo, donde tomará la palabra Yoshi Hioki, para proseguir con Virginia Imaz en la plaza del Espíritu Santo (al filo de las 24.00 horas) y, más tarde (00.30 horas), en la plaza de San Antonio Abad, con Pablo Albo.

Erotismo japonés

Los relatos de Hioki, una de las máximas atracciones del encuentro, «están modelados de poesías cargadas de erotismo, sensualidad y humor. La mujer, la belleza y la libertad son algunos de los temas recurrentes en los relatos de este pintor y narrador residente en Barcelona desde 1991, cuyos autores favoritos son Michael Ende y Ryunosuke Akutagawa». Según el narrador japonés «las historias serán delicadamente entrelazadas por una coreografía sutil y simbólica a través del recitado de poesías tanka de la célebre poetisa Akiko Yosano, la poetisa más destacada entre todos los autores en el mundo literario del Japón durante la época de la modernización por sus versos atrevidos con los que consiguió hacer llegar a gritos el verdadero deseo y la pasión de las mujeres en una sociedad dominada por hombres en la que se las discriminaba».

«Hioki nos descubre un universo de cosquillas sensuales entre la excepcional belleza de Katsuno, la prostituta de elite de Yoshiwara, la zona roja de la capital japonesa del período de Edo (siglo XVII-XIX) y las peripecias de Heichu, el galán irresistible que trataba con todas las mujeres de la corte imperial, entre otras delicadas historias», prosigue la nota.

Sexo con gracia

Por su parte, María Jesús Batista, que nunca antes había tomado parte en este encuentro, cuenta sin embargo con una larga trayectoria sobre los escenarios, tanto como integrante del grupo Cruzado Mágico, como en solitario. La narradora palmera, que optará en esta nueva edición por materiales extraídos de su espectáculo Je-Je punto g, afirma: «Prefiero plantear mis cuentos eróticos en clave de humor. Juego con situaciones embarazosas muy cercanas a la vida cotidiana que nos pueden enrojecer, con mucha verdad porque algunas retratan circunstancias que me han sucedido y otras se suceden a partir de textos de autores como Franca Rame, Jacopo Fo o Paloma Pedrero, que adapto a mi realidad».

«Lo más difícil de un cuento erótico es el equilibrio»

En cambio, el también escritor Pablo Albo sí es un habitual de los programas de la Biblioteca Insular. Contará tres cuentos de su propio repertorio, en los que se entremezcla el aroma del erotismo con el humor, la sensibilidad y la ternura. Albo asegura que el erotismo es un elemento recurrente en su oferta narrativa, como puede ser el miedo o el humor: «Las coso con la fantasía y parten de lo cotidiano y de situaciones de lo más descabellado. Lo más difícil de un cuento erótico es estructurarlo alrededor del equilibrio, porque resulta muy fácil caer en lo ñoño y en lo grosero. Debe ser evocador y seductor, pero nunca zafio. El erotismo en la intimidad o compartido siempre es sugerente. La oralidad le otorga otra dimensión, porque la genética de la narración oral implica participación e implicación. Esa vivencia en grupo es muy rica y genera una magia y una dimensión que no genera la lectura, por ejemplo».

Por último, Virginia Imaz, también alma mater de la compañía Oihulari Klown, presenta en la actualidad un espectáculo titulado Mis cuentos eróticos, un trabajo sobre el mundo del erotismo, las experiencias y los desencuentros. Imaz ya participó en la edición de los Cuentos eróticos por los rincones en 2011.

Una tradición literaria

En la tradición literaria hispana existe una jugosa corriente de erotismo «que ha sido injustamente silenciada», asegura la organización. Desde el Arcipreste de Hita hasta José Ángel Valente, pasando por Francisco de Quevedo, Félix María de Samaniego, Rubén Darío, Ramón de Campoamor, Pablo Neruda o Federico García Lorca, ningún poeta o escritor de talla ha dejado de cultivar este tipo de literatura, «que no es un subgénero, sino una consecuencia directa de la libertad de espíritu».

Desde que el Cabildo grancanario, a través de su Biblioteca Insular, puso en marcha este circuito hace once años, el éxito de público no ha cesado de crecer. El año pasado casi un millar de personas participaron en esta singular propuesta que se dota de una modesta infraestructura escénica (apenas un foco de luz y un micro para que los narradores puedan amplificar sus palabras), con la que es posible vivir y disfrutar también el casco histórico de la ciudad de otra manera. «Cuentistas y cuentos, en definitiva, para todos los gustos y libidos; cuentos, en definitiva, para cada experiencia interior y la manera particular que cada uno y una tiene de conjugar el deseo».

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: