Sasa Sosa: «Busco una perspectiva insólita»

Sasa sosa

Entrevista exprés

Incansable trabajadora y luchadora, admiradora confesa de los surreal y esperpéntico, Sasa Sosa milita en colectivos como Palabra y Verso, del que es cofundadora. Compañera del también cantautor Heriberto Cruz, ambos se decantan por la literatura y las expresiones artísticas como vehículos de cultura. Acaba de ser galardonada con el primer premio de adultos en el concurso Sábor Literario Ciudad de Gáldar en su tercera edición.

Tres claves de tu último trabajo

Me gustaría encontrar esas claves que dan sentido a un trabajo. De momento, solo sé que en todo lo que escribo busco una perspectiva diferente, insólita. Cuando tengo una idea que quiero desarrollar, me pregunto: ¿cómo dirían esto los demás? Y entonces procuro alejarme todo lo posible de esa opción. Por supuesto, eso no garantiza un buen resultado, pero sí uno personal, propio.

¿Qué autor o autora te inspira?

Juan José Millás, Borges, Saramago, Benedetti o Cortázar me gustan muchísimo por lo que tienen de surrealismo, por esa capacidad de inventar realidades y personajes más cercanos al mundo onírico que a la verdad oficial. Por el mismo motivo, me atrae mucho la literatura fantástica del siglo XIX.

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: no es un poema, sino narrativa poética, pero es uno de los textos de amor que más me han conmovido. Hablo de un fragmento de Rayuela, de Cortázar. Describe un beso, solo un beso, pero es brutal, una joya dentro de otra que es muchas joyas al mismo tiempo.

— Una novela: por los mismos motivos, por ese gusto por el esperpento, el libro de John Kennedy Toole La conjura de los necios me ha arrastrado a la lectura cuatro veces, y en las cuatro he descubierto cosas útiles. Y aunque no aspiro a ser póstuma como él, sí me gustaría ser capaz de arrancar emociones parecidas a las que él ha despertado en mi. Nada fácil, pero ahí sigo.

Una obra de teatro, un guión cinematográfico

— Una obra de teatro: el teatro me fascina, sobre todo el clásico, aunque casi nunca voy. Dicen que la cultura está al alcance de todos, pero no es verdad; para aquellos que como yo, vivimos al límite de la precariedad, están cerradas las puertas de los teatros. Salvo excepciones, hay que escoger entre la necesidad de lo esencial y la pasión por lo prescindible y, por su propia naturaleza, gana siempre la necesidad.

— Un guión: hace mucho que no voy al cine pero, Un lugar en el mundo, película argentina de Adolfo Aristarain, me llegó en un momento crítico. Fui a verla con un amigo y a la salida no cruzamos ni una palabra en todo el trayecto de regreso. Al día siguiente cogí un barco para volver a casa, supongo que buscando mi lugar. Amanece, que no es poco, de José Luis Cuerda, no me canso de verla, porque me atrae muchísimo el humor absurdo y surrealista.

Proyectos

El CAAM (Centro Atlántico de Arte Moderno) me ha invitado a participar en unas jornadas incluidas en la programación del San Martín Centro de Cultura Contemporánea: Diálogos con letra y música. Se trata de un proyecto en el que un escritor (supongo que esa soy yo) hace una lectura acompañada de dos músicos. Y yo tengo la enorme suerte de ir arropada por dos grandes profesionales: el cantante y compositor Heriberto Cruz y el guitarrista David Álamo. Si no han estrenado bomba nuclear y sigue habiendo vida en el planeta, será el miércoles 27 de septiembre de 2017. Por si hay suerte, ya estoy trabajando en ello.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

Me reconozco poco en los otros, sean ideales o reales, y a eso juego, a ser oposición y rechazo. Prefiero simpatizar con lo que yo soy, para bien o para mal; cuento siempre con ese riesgo. No estaría mal ser yo misma, pero ganando dinero con la literatura. No deja de ser un personaje ficticio…


Cartel del I Certamen Literario de Montserrat
Cartel del I Certamen Literario de Montserrat.

Sasa Sosa (Gáldar, Gran canaria, 1969) es licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación. Ha quedado finalista en el I Certamen Literario de Montserrat 2016, con la consiguiente publicación de la obra, Los disfraces de Celia, en una antología. En 2017 es finalista en el certamen Palabras al Viento organizado por la revista digital Zenda. También 2017 obtiene el primer premio del III Sábor Literario Ciudad de Gáldar 2017 con el relato Mirando al cielo pero remando hacia la orilla. Proverbio ruso. Tiene en su haber la redacción y participación en el Proyecto Educativo Canciones al Óleo (sobre la obra del pintor Antonio Padrón), del artista Heriberto Cruz, que lleva desarrollándose en centros educativos del Archipiélago desde el año 2014. Este año ha colaborado en la redacción del libreto del disco Versos a tiempo (sobre los poetas Tomás Morales, Alonso Quesada y Saulo Torón), de Heriberto Cruz y David Álamo, producido por el Cabildo de Gran Canaria. (Blog).

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: