Carmen de la Rosa

Tenerife se apresta a vivir este fin de semana, sábado y domingo 2 y 3 de diciembre, una gran fiesta reivindicativa por la igualdad entre sexos. En el programa de la I Feria de Igualdad Tenerife Violeta Contágiate de Igualdad (#FITVI2017), organizada por la Consejería de Igualdad del Cabildo, destacan dos mesas redondas en torno al papel y el rol de la mujer en el ámbito literario. Las mesas, coordinadas por la escritora Carmen de la Rosa, llevan por epígrafe genérico Invisibilidad de las escritoras.

Para De la Rosa, «en pleno siglo XXI es inconcebible que, a pesar de la igualdad legal y de que las instituciones públicas y privadas de las Islas mantengan un discurso favorable hacia la igualdad de género, aún no exista una igualdad efectiva en la representación, visibilidad y reconocimiento de las escritoras canarias y de sus obras».

En su opinión, «estas instituciones públicas y privadas, con excepciones, hablan de igualdad de género pero programan actividades culturales en las que esa igualdad de género brilla por su ausencia. En conferencias, mesas redondas, ferias del libro, encuentros de escritores, celebrados tanto en las Islas como en el exterior, las escritoras, o no estamos presentes o solo hay una o dos, para cubrir la cuota femenina. Mientras que los hombres siguen acaparando la representación y manejando los hilos de la literatura canaria».

«Nosotras también escribimos»

De la Rosa incide en ese concepto de invisibilidad que sobrevuela la actividad literaria de la mujer: «Debido a esta escasa representación se crea la falsa imagen de que no hay mujeres escritoras en Canarias o de que solo somos unas pocas y de que nuestra autoridad y calidad no es la misma que la de los escritores. Nosotras también escribimos libros: de relatos cortos, microficción, novelas, ensayo, poesía. Se nos edita menos que a los escritores, pero ahí estamos», afirma.

«Las escritoras canarias escribimos con la misma calidad que los escritores, con la misma mediocridad o brillantez que ellos»

Para la escritora y coordinadora, el problema va incluso más allá de la edición o la difusión: «No formamos parte en igualdad de representación, salvo excepciones, en los jurados de los principales concursos literarios convocados en las Islas. Tampoco se premian nuestras obras por igual: el Premio Canarias de Literatura solo ha sido concedido a dos escritoras en sus 17 ediciones: a María Rosa Alonso, ex aequo con Juan Marichal López en 1987, y a Cecilia Domínguez en 2015», denuncia.

«Las escritoras canarias y sus obras no se estudian en colegios, institutos ni universidades. En ningún manual de la ESO aparece ni una escritora canaria. Tampoco aparecemos por igual en antologías de diversos géneros editadas en Canarias por instituciones públicas y editoriales privadas. No se nos dedican tantas reseñas críticas ni ocupamos el mismo espacio en suplementos culturales que nuestros colegas escritores», señala.

Para De la Rosa, no es cuestión de talento: «Las escritoras canarias escribimos con la misma calidad que los escritores, con la misma mediocridad o brillantez que ellos. Es cuestión de desigualdad, discriminación y machismo», concluye.

Mesas redondas

Cartel de la primera mesa redonda 'Invisibilidad de la mujer'
Cartel de la primera mesa redonda ‘Invisibilidad de la mujer’.

La primera de las mesas —Invisibilidad de las escritoras en el espacio público e institucional, este sábado, a las 17.00 horas en la carpa de audiovisuales instalada en el parque García Sanabria— contará con la participación de Puri Gutiérrez, Elena Villamandos González y Alba Sabina Pérez.

Bajo el lema ¿Dónde estamos las escritoras?, se analizarán las palabras de la escritora peruana Gabriela Wiener: «Las buenas intenciones de organizar mesas solo para mujeres —tanto como las de invitar a una sola escritora para cumplir con la cuota a última hora— no cambia nada del status quo; solo perpetúan los mismos modos de hacer hegemónicos, mantienen en el centro a los de siempre y a las otras identidades en los márgenes. Desde ahí hacemos y seguiremos haciendo».

«Seguiremos el debate», apunta De la Rosa, «preguntándonos por qué hay una minoritaria presencia de escritoras en el Festival Eñe, la gran fiesta de la literatura: de 132 participantes, 104 son hombres y 28, mujeres. Y hablaremos de que la indignación en redes sociales por el Festival Eñe ha generado que se organice el Festival Oño, que se celebra este 2 de diciembre en Madrid. También debatiremos sobre la presencia de escritoras como jurados de premios literarios y sus implicaciones».

Cartel de la segunda mesa redonda 'Invisibilidad de la mujer'
Cartel de la segunda mesa redonda ‘Invisibilidad de la mujer’.

En la segunda mesa —Invisibilidad de las escritoras en la crítica literaria, la edición y la enseñanza. El domingo, a las 11.00 horas en la carpa Ayuntamiento de Santa Cruz, también en el García Sanabria— participarán Cecilia Domínguez Luis, Izaskun Legarza Negrín y Ana Velázquez.

«Nos preguntaremos cuántas veces se ha otorgado el premio Canarias de Literatura a una escritora», indica la coordinadora, «o en cuántas ocasiones se ha dedicado el Día de las Letras Canarias a una escritora. ¿Se leen igual cantidad de libros de escritoras que de escritores? ¿Se editan la misma cantidad de libros de escritoras que de escritores? ¿Qué ocurre en los centros educativos cuando se plantea incluir a más escritoras en los planes de estudio? ¿Participan escritoras canarias en las actividades escolares, en los institutos y universidades? ¿Se las incluye y se las valora igual que a los escritores o se las encaja en actos solo para escritoras?».

Carmen de la Rosa (Santa Cruz de Tenerife, 1964) es escritora y médica rehabilitadora. Sus relatos y microrrelatos están editados en el libro de relatos colectivo Entre humo y cuentos(2000), el libro de relatos Todo vuela (2007), el libro de relatos y microrrelatos ilustrados por Irene León Acordeón (2015), las antologías Somos Solidarios (2013), 99 crímenes cotidianos (2015), Primavera de microrrelatos indignados, Ellas, Eros y Afrodita en la minificción (2016 ) y Perdone que no me levante (2017); las revistas Fahrenheit XXI y Plesiosaurio; y en los blogs Antología Mundial de Minificción, Químicamente Impuro, La cazadora de relatos, Máquina de coser palabras, Brevilla y Lectures d´ailleurs. Ganó el I y X concurso de relatos breves Mujeres del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, el I concurso de microrrelatos CFE,  segundo premio del concurso de relatos breves Emplea la Ciencia de la UNED. Finalista del I concurso de literatura personal Contradiction, del III concurso de relatos breves Faes Farma, del II concurso Eñe de Literatura Móvil y del III Concurso Internacional de Microrrelatos Museo de la Palabra. Accésit del concurso de relatos cortos Caja Canarias (2002), mención de honor en el I concurso de microrrelatos Escritores en su tinta, microrrelato destacado en el I Concurso Internacional de Relatos Químicamente Impuro, segunda mención en el concurso del calendario de noviembre de Internacional Microcuentista. Premio Filmin de vídeo relato en el II Concurso de Historias de Familia del Club de Escritura Creativa Fuentetaja. Participó en el I y II Simposio Canario de Minificción (ULL, noviembre de 2015 y noviembre de 2017).

 

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: