Lou Arroyo: «Soy una narradora de momentos»

Lou Arroyo

Entrevista exprés

«Creo que la historia la escriben esos seres anónimos que viven en nuestro entorno», señala esta escritora grancanaria, quien añade que se enamora «de una melodía», y se siente muchas veces «tan frágil y fuerte a la vez», ya que cuando escribe va dejando «pequeños trozos» de su alma «en cada frase, en cada verso en cada historia». Indica que para ella la imaginación juega un papel importante, pues desde niña siempre vivía «imaginando mundos imaginarios» y soñaba con personas que nunca conoció, pero que en su mente «eran reales». Narrativa, poesía, cuentos y relatos son algunos de los géneros que ha cultivado la autora, que ha autopublicado toda su obra. Suele definirse a sí misma como «narradora de momentos». «Dibujo sentimientos en cada verso y suelo cantarle a la luna cada noche cuando me despido del día y le doy la bienvenida a la magia de la noche que es la que me hace volar», señala.

Tres claves de tu último trabajo

La primera, Abenaura. Lágrimas de sangre nació por un reto propuesto por un amigo escritor. La segunda, dar mi propia pincelada a una historia donde el odio y el amor juegan un papel fundamental. La tercera, hice un maravilloso viaje de descubrimiento de los lugares donde basé la historia.

¿Qué autor o autora te inspira?

Uff, tengo tantos… Calderón de la Barca, Charlotte Brontë, Alexandre Dumas 

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez.

— Una novela: Guerra y pazde León Tolstói.

— Un cuento: El principito, de Antoine de Saint-Exupéry.

Una obra de teatro, un guion cinematográfico

— Una obra de teatro: El sueño de una noche de verano, una comedia de William Shakespeare. Un bosque encantado, sueños y fantasías, amor y magia. Siempre hay un tiempo para soñar.   

— Un guion: Memorias de África, de Kurt Luedtke, a partir del libro y obra de Karen Blixen.

Proyectos

Estoy inmersa actualmente en una historia que abarca un periodo entre 1930 hasta 1980. Está ambientada en Las Palmas. Relato la historia de una chica de 14 años que sueña con el amor y se encuentra de bruces con una realidad de una época donde las mujeres no tenían más salida que ser esposa y madre. Juana, así es como se llama mi personaje. Lo basé en un cuento que me contó mi tía abuela, titi Juana, como le decíamos toda la familia. Me divertí, lloré, sufrí y sobre todo, amé como lo hizo Juana.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

La luna. Misteriosa y esquiva. Unas noches me ilumina, me hace soñar y otras me recuesto entre mis sábanas esperando que lleguen los fantasmas del pasado y con cuánta añoranza los espero. Con ella viajo hasta el cielo infinito donde ponerme a danzar. La luna se asoma a mi ventana y es ella mi musa pues ronda en mi cabeza y hace que mis letras corran prestas.  


 

'Abenaura', de Lou Arroyo
Portada de ‘Abenaura’, de Lou Arroyo.

Lou Arroyo (Las Palmas de Gran Canaria, 1962) es licenciada en Turismo y recién estrena el título de ilustradora. Hace más de 13 años descubre su vena poética y guarda en varias carpetas poemas, relatos, cuentos y novelas. Algunos de sus trabajos ya han visto la luz, una novela costumbrista como Mi amor se llama Lola (2012), los poemarios La calidez de la arena da color a mis versos (2014) y Mientras me cobijo en tu pecho, mi alma desnuda escribe versos (2015). Con su cuarta publicación de un conjunto de cuentos y relatos, llamado Érase una vez…espérate que te lo cuento otra vez (2016) dio vida a personajes tan entrañables como el señor Lucas, la ranita Lou, o Mare. Publicó la novela Pájaro Blanco. Paraíso perdido en formato ebook (2017).

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: