Daniel León Lacave: «En todas mis obras hay tristeza existencial»

Daniel León Lacave

Entrevista exprés

Esbozando sus novelas, inspirándose en uno de sus poemas, este joven grancanario ha logrado dirigir unos veintidós cortos y dos largometrajes. Ha apostado con su propio capital en muchas ocasiones dada la escasa ayuda que recibe el mundo cultural, dejando bien alto el pabellón del cine de autor en las Islas. La temática de sus obras es muy variada, va desde el género fantástico, de terror con fantasmas incluidos, hasta la comedia o el drama social. León Lacave afirma que el guion, ya en marcha, de su próximo corto, La muñeca rota, lo tiene escrito desde «hace ocho años».

Tres claves de tu último trabajo

Del último y del primero, y de casi todos los cortos y largos que he hecho. Creo que en todas mis obras hay un componente de tristeza existencial, una mirada de desesperanza por el ser humano y una preferencia por los finales agridulces. Alguien definió una vez mi filmografía como una constante radiografía social. Y créeme que no lo hago a propósito, pero lo cierto es que incluso cuando me alejo del género, del drama social, y me aventuro en la comedia o en el cine de terror, esos componentes siguen ahí.

¿Qué autor o autora te inspira?

Creo que, como cineasta, me he visto muy influenciado por el cine de Stanley Kubrick, quizás no tanto en las formas, pero sí en esa visión pesimista continua sobre los seres humanos. Y a nivel literario podríamos repetir el párrafo anterior aplicado a William Golding y su El señor de las moscas. Esa novela me marcó mucho cuando la leí en mi adolescencia. Creo que he repetido el llanto final del protagonista en muchas de mis películas.

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: hace años te hubiera dicho algo de Gustavo Adolfo Bécquer, pero supongo que he recorrido el camino natural post adolescente que va desde Bécquer a Neruda. Así que si he de quedarme con uno sería con Tu risa, de Neruda.

— Una novela: ¿además de El señor de las moscas? Cien años de soledadde García Márquez.

— Un cuento: El principito, de Saint-Exupéry. Es largo para ser considerado cuento, ya lo sé, pero para mí cuenta como cuento.

Una obra de teatro, un guion cinematográfico

— Una obra de teatro: me sé de memoria La venganza de Don Mendo, pero no sé si la elegiría como mi obra favorita. Quizás La huella, de Shaffer. Ya saben, la vida es un juego que termina mal.

— Un guion: esta sí que es difícil. Calle sin salida, de William Wyler diría yo. Creo que está basada en una obra de teatro anterior, pero para mí la película es magistral, perteneciente a una época en la que aún en Estados Unidos podías mostrar las diferencias sociales entre ricos y pobres sin que te llamaran rojo.

Proyectos

Pues si nada se tuerce, empiezo a rodar mi nuevo cortometraje, La Muñeca Rota con guion propio. Es un proyecto que escribí hace ocho años y que por fin va a ver la luz si tenemos suerte y nada se estropea al final. Es una historia que sucede toda en un taller asiático de explotación infantil donde se fabrican las ropas, juguetes y zapatillas deportivas que consumimos en Occidente. Ya sabes, un lugar de esos de los que no queremos oír ni hablar en Europa.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

Bueno, me gustaría pensar que sería una especie de Ernesto Guevara, pero supongo que me tendría que contentar con ser Bart Simpson.


'Los días vacíos', de Daniel León Lacave
Cartel de ‘Los días vacíos’, de Daniel León Lacave.

Daniel León Lacave (Las Palmas de Gran Canaria, 1973) se inicia en el mundo audiovisual en 2001 con varios cortometrajes hasta que en 2002 consigue sacar adelante Autorretrato, su primer cortometraje profesional, basado en un cómic propio que había sido premiado años atrás. Con él recibió el Premio San Borondón al Mejor Corto Canario en el Festivalito de La Palma de 2004. Desde entonces, encadena un cortometraje tras otro hasta rodar en 2013 Crónicas del Desencanto, su primer largometraje. A este le siguió Los días vacíos, con tintes autobiográficos, y en la actualidad prepara su cortometraje número veintidós. Obtuvo el Premio de Cortometrajes Manolo Villalba 2017, galardón otorgado por la Fundación CajaCanarias en la modalidad de ficción, con Atardecer.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: