Sonia Saavedra Rodríguez: «Soy adicta a los cuentos infantiles»

Sonia Saavedra Rodríguez

Entrevista exprés

«Siempre me ha gustado mucho escribir, pero nunca me había planteado de forma seria dedicarme a ello», afirma esta autora tinerfeña. Desde hace algunos años tenía el previsto escribir un cuento infantil contando con la colaboración de su hermana Silvia, licenciada en Bellas Artes: «Habíamos barajado algunas opciones, pensábamos en un cuento para trabajar el respeto a la diversidad, y entonces surgió la idea de Martina», recuerda. Martina vuelve a brillar es un libro autopublicado basado en sus experiencias como orientadora en Educación Secundaria, en programas de prevención de violencia de género, donde se dio cuenta de que «introducir esta temática a los 15 o 16 años muchas veces ya llegaba tarde». Asegura que en cada curso se encontraba con chicas que, después de trabajar la violencia de género en clase utilizando el programa impulsado por la Consejería de Educación, acudían a ella a contarle historias que le ponían «los pelos de punta». Por eso justifica que Martina sea un relato «sencillo, de lectura fácil, que se pueda introducir desde edades más tempranas, hay centros que lo trabajan ya en Quinto y Sexto de Primaria, y también en los diferentes niveles de Secundaria». 

Tres claves de tu último trabajo

Martina vuelve a brillar es un libro para trabajar la prevención de la violencia de género en la adolescencia. Creo que se trata de una realidad que es necesario abordar en el contexto educativo y familiar, una problemática que hay que visibilizar y trabajar de manera preventiva para fomentar las relaciones saludables y el buen amor entre nuestros chicos y chicas desde edades tempranas. Precisamente por ello Martina es un relato accesible para niños y niñas desde la preadolescencia y también para las familias y el profesorado, que ofrece algunas claves para trabajar la prevención de la violencia: los mitos del amor romántico, los indicadores de la existencia de una relación tóxica… pero sobre todo pretende ofrecer una esperanza, una luz al final del túnel, ofreciendo el mensaje de la importancia de pedir ayuda y de fortalecer las redes sociales como medio para enfrentarse y salir de estas situaciones.

¿Qué autor o autora te inspira?

Me encantan todas las autoras que abordan temáticas coeducativas, Ana Belén Hormiga, con su maravillosa Libertad no tiene miedo y La gallina Balbina;Raquel Díaz Reguera, con preciosos cuentos como Yo voy conmigo o Cuando las niñas vuelan alto, entre otros. Los libros con los que inicié mi interés por la temática de la violencia de género fueron Amores que matan, de Vicente Garrido, y la novela El infierno de Marta, de Pasqual Alapont. Reconozco que soy adicta a los cuentos infantiles y siempre estoy buscando nuevos recursos para trabajar estas temáticas: igualdad, convivencia, diversidad afectivo sexual… Hay cuentos maravillosos.

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: crecí leyendo con mi abuela las Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer, todavía conservo el libro que me regaló siendo muy niña. Hace poco descubrí un poema que me ha encantado y me parece un gran recurso para trabajar en el aula: Libre te quiero, de Agustín García Calvo. 

— Una novela: es una decisión muy complicada, me gusta muchísimo leer aunque voy cambiando de temáticas en función del momento. Me gustan muchas novelas como La catedral del mar, de Ildefonso FalconesLos pilares de la Tierra, de Ken Follett; todas las novelas de Noah Gordon. Reconozco que últimamente, absorbida por el trabajo, soy más consumidora de cuentos que busco con detenimiento y que leo a mi hijo todas las noches. 

— Un cuento: esta decisión es todavía más complicada, como ya comentaba antes soy una auténtica adicta a los cuentos infantiles y siempre estoy buscando títulos nuevos. Además de los que ya nombraba anteriormente de Ana Belén Hormiga y Raquel Díaz Reguera, me encantan cuentos como El monstruo de colores, Adivina cuánto te quiero, Así es mi corazón, Yo mataré monstruos por ti… He ido creando una biblioteca de cuentos bastante extensa de diferentes temáticas y alguno de otros autores y autoras canarios que también me encantan, como Ancor, de Guillermo Cabrera. Existen muchísimos cuentos llenos de magia y emoción, así que es una elección muy difícil.

Una obra de teatro, un guion cinematográfico

— Una obra de teatro: Un hombre feliz, dirigida por Ramón Rodríguez Torres. La vi recientemente y tiene una trama muy interesante que engancha al público. Cuando era niña veía sin cesar las obras de teatro de Lina Morgan (El último tranvía, Sí al amor, ¡Vaya par de gemelas!), me encantaban y todavía me río muchísimo al volver a verlas. 

— Un guion: Slumdog millionaire, de Danny Boyle, es una película que me encanta, un ejemplo de superación y de lucha personal. Me gusta mucho el cine de este tipo, que nos muestra historias llenas de emoción y aprendizajes para la vida, películas con sensibilidad y valores importantes para el ser humano. El diario de Noah, de Nick Cassavetes, es otra película que me emociona, aunque la haya visto muchísimas veces. 

Proyectos

Me gustaría seguir escribiendo relatos sobre diferentes temáticas que puedan aportar mi pequeño granito de arena para mejorar el mundo, para favorecer una convivencia positiva, para luchar por el respeto a la igualdad en todas sus vertientes. Cuentos que inviten a reflexionar, a debatir, a hacer preguntas, a cuestionarse cosas… para un público infantil y juvenil principalmente.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

Pues creo que me gustaría ser un hada, pero no un hada tradicional como las que conocemos, dulces y delicadas, sino un hada luchadora, valiente, que tendría una varita mágica pero sería para cargar de energía a las personas a su alrededor, para animar a plantearse retos, a crecer y a ser mejores personas cada día, utilizando los propios poderes mágicos que llevamos en nuestro interior. 


'Martina vuelve a brillar', de Sonia Saavedra Rodríguez
Portada de ‘Martina vuelve a brillar’, de Sonia Saavedra Rodríguez.

Sonia Saavedra Rodríguez (Santa Cruz de Tenerife, 1977) es licenciada en Psicopedagogía por la Universidad de La Laguna. Es funcionaria de carrera del Gobierno de Canarias desde el año 2000, donde ejerce funciones de orientadora en centros escolares de diferentes etapas educativas (Infantil, Primaria y Secundaria). Acreditada en mediación escolar y en igualdad, hace seis cursos escolares está trabajando como asesora en el CEP Norte de Tenerife, llevando temáticas relacionadas con igualdad y diversidad afectivo-sexual, convivencia, educación emocional, atención a la diversidad y familias. A nivel literario, es la autora de Martina vuelve a brillar, autoeditado en noviembre de 2016.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: