‘La mensajera de Elphame’, en la Casa de Colón

Presentación de 'La mensajera de Elphame', de Jane Hormuth

La autora grancanaria que firma con los seudónimos de Yara Medina y Jane Hormuth presentó el pasado viernes, 3 de noviembre, en la Casa de Colón, bajo este último nombre La mensajera de Elphame (Pamiés, 2017). La novela, de corte romántico histórico, está situada en la Escocia del siglo XV. Acompañada por la también escritora, periodista y colaboradora de DRAGARIA Mayte Martín, quien agradeció la asistencia tan numerosa de público, el emblemático edificio que acogía el acto se transportó a la época medieval en un entorno propicio, lleno de kilts y tartán, tejidos típicos, elegidos para ambientar la presentación de la novela. Entre los asistentes se encontraban varias de las autoras que forman parte de RomantiCanarias, grupo formado por unas 20 mujeres, al que pertenece la escritora. Entre ellas, Ángela Gutiérrez (autora y editora de Sueños de Papel), Magela Gracia, Ana Larraz, Dacar Santana y Leticia Blanco.

Mayte Martín hizo un repaso a la trayectoria literaria de la autora, recordando la novela por la que se dio a conocer entre el público, El rumor de las folías, en aquella ocasión bajo el seudónimo de Yara Medina. Aseguró que a pesar de no ser este uno de sus «géneros favoritos», la novela estaba muy bien documentada, con bastante rigor histórico y con una «redacción amena y de fácil lectura». Recordó a los asistentes lo difícil que es hacerse un hueco en el panorama literario y como esta joven escritora, que empezó autopublicando sus novelas, «va ya por la séptima y ha despertado el interés de varias editoriales». Habló de la carga psicológica de los personajes y del rescate de una mujer que actuaba en igualdad con los hombres en una época tan convulsa para las féminas, así como los tintes feministas que la autora desgrana a lo largo de la obra.

Por su parte, Jane Hormuth habló de cómo nació la idea de esta novela en uno de sus viajes a Escocia, país del que se confiesa «una auténtica friky». Habló de las dificultades que, como escritora, trabajadora y madre de una niña pequeña, hubo de sortear para tardar más de un año en documentarse. Explicó como convergen aún en el siglo XXI la magia celta, la mezcla de creencias paganas y cristiana que hacen de su gente «personas especiales» y la cantidad de coincidencias en común que presentan varias religiones. Explicó que su novela recoge los conflictos de clanes, el medievo y el contexto histórico que arrastró muchas complicaciones unido a la personalidad de una bruja «que a pesar de la época se crió libre e independiente, según los principios de la naturaleza y no de las leyes imperantes en la época». Muy emocionada, hasta el punto de soltar alguna lágrima, la autora agradeció a todas las personas que la han apoyado, sobre todo su familia y marcas comerciales que le ayudaron a dar forma a su presentación con todos los detalles del cóctel, incluido la comida y bebidas típicas del país anglosajón.

Ante la buena asistencia y venta de libros, Jane Hormuth declaró que ese viernes de luna llena «la magia del Highland estuvo presente».

Reportaje fotográfico: DRAGARIA

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: