Inauguración de la XXIX Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria

Inauguración de la XXIX Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria

La XXIX Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria es ya una realidad. Pasadas las 12.00 horas de este mediodía quedó oficialmente inaugurada una edición que combina la presencia de primeras figuras del panorama literario nacional con la de más de cien escritores y escritoras de las Islas. Antes, desde primeras horas de la mañana, libreros, editores e instituciones ultimaban los detalles de sus respectivas casetas, mientras un cada vez más numeroso público comenzaba a pulular por el parque de San Telmo. En el acto de inauguración estuvieron presentes Fernando Aramburu, Elia Barceló, Darío Adanti y Pedro Guerra, que acompañaron a los muchos representantes institucionales que se dieron cita: Aurelio González González, viceconsejero de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias; Aurora Moreno Santana, directora general de Promoción Cultural del Gobierno de Canarias; Carlos Ruiz Moreno, consejero de Cultura del Cabildo de Gran Canaria; Carolina Sánchez, presidenta de la Asociación de Libreros de Las Palmas; Antonio Rivero Rodríguez, vicepresidente de la Asociación de Libreros de Las Palmas y peresidente de la feria; Javier Doreste Zamora, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria; Encarna Galván González, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y José Eduardo Ramírez Hermoso, concejala del Distrito Centro del Ayuntamiento de Las Palmas de  Gran Canaria, entre otros. Al finalizar la ceremonia, Aramburu confesó a los medios que nunca imaginó el éxito que ha obtenido Patria: «En el País Vasco se ha convertido en tema de conversación, y es bueno ver que ya podemos debatir son violencia». Elia Barceló, por su parte, entiende que la excelente acogida a su última obra, El color del silencio, se debe a que es «una historia que toca muchas fibras sensibles». El historietista Darío Adanti (revista Mongolia) se centró en las amenazas a la libertad de expresión: «Cuestionarnos el humor es de un puritanismo que tenemos que combatir. Ahora mismo la autocensura es más peligrosa que la censura». Por último, Pedro Guerra desveló que en su poemario, Hurgando en la caja negra, «no hay una temática concreta. Quizás la memoria pueda ser el hilo conductor». El cantautor se mostró optimista con el momento por el que atraviesa el género, ya que en su opinión «la poesía está bajando de lo académico a la calle».

Reportaje fotográfico: DRAGARIA

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: