Carla Márquez Rodríguez: «Es hora de salir del anonimato»

Carla Márquez Rodríguez

Entrevista exprés

«Hija, nieta y sobrina de grandes mujeres feministas, que han ejercido un papel fundamental en mi personalidad y forma de entender la vida y las relaciones». Así se presenta Carla Márquez, que acaba de publicar su primera obra literaria, Corazón de fulana (Plutonio, 2019). Trabajadora social, prefiere verse como «transformadora social». «Intento humanizar a través de mi profesión la sociedad actual, analizando la realidad desde un prisma basado en justicia social e igualdad», añade. Ha vivido siempre «rodeada de cultura». Su curiosidad la llevó desde muy joven a leer literatura erótica y se declara «rebelde, crítica y transgresora»: «Pretendo visibilizar un tema aún algo tabú como es el sexo, la libertad y el placer sin límites».

Tres claves de tu último trabajo

Hablar de Corazón de fulana es hablar de libertad, de sexo y de valentía. Es un libro erótico, un cántico a la libertad, íntimo, delicado y salvaje. Nace de las vísceras, las entrañas y del corazón. Porque a través de sus microrrelatos y poemas demuestra que no es incompatible tener un gran corazón, sensible y utópico, con las ganas de disfrutar del sexo sin tabúes. Tratando siempre de cuidar las formas y sutileza, a veces se precipita en lo instintivo. Tan contradictorio como sensato, no dejará impasible a ningún lector o lectora. Las mujeres llevan siglos ardiendo en hogueras con dedos acusadores o encerradas en torres aceptando términos como fulana, libre, suelta, ligera, bruja, hereje, guarra, zorra…es hora de salir del anonimato y que cualquier fulana o mengana se sienta identificada. Y que todos los hombres mayúsculos se sientan orgullosos y seguros con dicha valentía.

¿Qué autor o autora te inspira?

Son muchísimos los autores y autoras que admiro y podría mencionar, pero me centraré en autoras de literatura erótica que me han inspirado e influenciado notablemente. En primer lugar destaco sin duda alguna a Anaïs Nin, a quien tuve el placer de descubrir desde muy jovencita gracias a mi madre. Recuerdo pasarme tardes enteras encerrada en mi habitación leyendo sus memorias, todas y cada una de sus fantasías sexuales y su obra. Almudena Grandes marcó un antes y un después con su atrevido y rompedor libro Las edades de Lulú y, por último, cito la poesía y prosa erótica de Gioconda Belli.

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: Lanzar los dados, de Charles Bukowski.

— Una novela: La mujer habitada, de Gioconda Belli.

— Un cuento: El traje nuevo del emperador, de Hans Christian Andersen. Pienso que su moraleja es totalmente aplicable hoy en día con tanto medio de desinformación que nos rodea. Como bien decía Goebbels, «una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad».

Una obra de teatro, un guion cinematográfico

— Una obra de teatro: he tenido la inmensa fortuna de acudir en numerosas ocasiones al teatro y de poder disfrutar de grandes obras. Sin embargo, recuerdo una en concreto que me marcó y me dejó varios días con mal cuerpo y una sensación desapacible. Se trata de XXX, de La Fura dels Baus. La mitad del público no pudo aguantar toda la obra y fue abandonando uno a uno sus asientos. Yo tendría 17 años y me quedé petrificada observando aquella especie de orgía sobre el escenario que no paraba de hacerle guiños al grandísimo marqués de Sade. Me encantaría volver a verla con mi actual mirada de 34 años y disfrutar de la conmoción, revoltura y sacudida que debe provocar una buena obra de arte. 

— Un guion: Her, de Spike Jonze. Trata sobre la soledad, el modelo de sociedad individualizada en un futuro no muy lejano y las relaciones que se establecen y se deshumanizan a través de los avances tecnológicos. Realmente brillante y diferente, consiguió el Óscar al mejor guion original.

Proyectos

Actualmente mis apuestas profesionales y personales se centran en continuar con mi tarea como trabajadora social y disfrutar de la infancia de mi hija. Sigo escribiendo relatos eróticos como hobby, pero no entra dentro de mis planes enfrascarme ahora en un nuevo libro. No cierro la puerta del todo, así que mejor dejémosla entreabierta, que la brisa siempre ayuda a airear las pasiones.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

Una enigmática dragona que escupe fuego por la boca y habita en la cueva más alta de toda DRAGARIA. Sólo los más valientes osarían escalar a la cima para conocerla y descubrir que tras cada llamarada, aparece también la ceniza. Y viceversa.


'Corazón de fulana', de Carla Márquez Rodríguez
Portada de ‘Corazón de fulana’, de Carla Márquez Rodríguez.

Carla Márquez Rodríguez (Las Palmas de Gran Canaria, 1984) es trabajadora social. Recibe el Premio Extraordinario Fin de título en 2009 al mejor expediente académico de su promoción. Está especializada en igualdad y género, así como en inmigración. Ha publicado Corazón de fulana (Plutonio, 2019).

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: