TEA Tenerife acoge cuatro ponencias de la ULL sobre Ramón Gómez de la Serna

► Las charlas, incluidas en el curso 'Bajo el signo de la Serna', tendrán lugar este viernes, 20 de octubre, con entrada libre

TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro de arte contemporáneo del Cabildo de Tenerife, acoge este viernes, 20 de octubre, con entrada libre, las últimas cuatro ponencias del curso de Extensión Universitaria de la Universidad de La Laguna (ULL) Bajo el signo de la Serna, dirigido por Isabel Castells Molina.

Tomar las azoteas: Ramón, cine y vanguardias, impartida, impartida por Joaquín Ayala Chinea; Ramón Gómez de la Serna y Chema Madoz: la descontextualización del objeto, por Vanessa Rosa Serafín; Las Sinsombrero: las luces más brillantes de la oscuridad, por Mercedes Pérez Rodríguez; y Ramón y los círculos concéntricos del arte nuevo, por Eugenio Carmona Mato; son los títulos de la conferencias que tendrán lugar en la Biblioteca de Arte desde las 16.00 a las 20.00 horas.

El objetivo principal del curso, que comienza el miércoles 18 en la sede del Consejo Escolar de Canarias en La Laguna y que continuará el jueves en el Paraninfo de la ULL, es el de propiciar un acercamiento a la figura de Ramón Gómez de la Serna. Durante su celebración, se ofrecerá un conocimiento interdisciplinar de la época de vanguardia: pintura, artes escénicas (danza, música, teatro), literatura y cine, se realizará una reconstrucción del contexto lúdico y cultural de uno de los momentos más fructíferos de la literatura española y se establecerá un diálogo intergeneracional entre los ponentes y los asistentes.

Arte por el arte

Ramón Gómez de la Serna (Madrid, 1888-Buenos Aires, 1963) se licenció en Derecho, aunque consagró su vida exclusivamente a la actividad literaria, en la que se mostró como un escritor fecundo y pionero de un tipo de literatura que, dentro de la más pura vanguardia, se erige como una construcción personal de gran originalidad. Sus primeras obras muestran una actitud crítica e innovadora frente al panorama literario español y coinciden con la dirección de la revista Prometeo, receptora y difusora de los primeros manifiestos vanguardistas en España, de los que fue su primer e incondicional defensor e impulsor. Animador indiscutible de la vida literaria madrileña, en 1914 creó una de las tertulias más frecuentadas y famosas con que ha contado Madrid, la del Café Pombo.

Su particular visión de la literatura, concebida dentro de los presupuestos del arte por el arte, sin ningún intento de reflexión ideológica, dio lugar a las populares greguerías. Su vasta producción literaria incluye desde artículos y ensayos hasta dramas de tema erótico y obras más o menos novelísticas. En 1936 se exilió en Buenos Aires y en 1948 publicó la obra autobiográfica Automoribundia, testimonio de su vida y compendio de su estilo y su personal concepción literaria.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: