Mar de libro viejos

El número de libros editados en Canarias descendió un 5,7% en 2016, año en el que se registraron 672 ISBN frente a los 713 registrados en 2015. Por provincias, sin embargo, el reparto es desigual. Así, mientras en Las Palmas se produjo un descenso del 18,2% (310 libros en 2016, frente a los 379 de 2015), Santa Cruz de Tenerife registró un aumento del 8,4% (362 frente a 334), según el avance de Panorámica de la edición española de libros 2016 publicado por el Observatorio del Libro del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Comparativa edición en Canarias 2015-2016
Comparativa de la edición de libros en Canarias 2015-2016 (Fuente: Observatorio del Libro).

En una perspectiva más amplia, el panorama resulta aun más desalentador. Si observamos la evolución de la edición en Canarias de los últimos años, el desmoronamiento resulta patente. De los 1.051 libros editados en 2013 se ha pasado a los 672 de 2016, lo que supone un retroceso del 36%, con progresivas caídas anuales.

Evolución edición en Canarias 2012-2016
Evolución de la edición de libros en Canarias 2012-2016 (Fuente: Observatorio del Libro).

Esta evolución también ha sido diferente en cada una de las provincias. Mientras en Santa Cruz de Tenerife se ha pasado de 617 a 362 libros editados en dicho período 2013-2016 (un 41,3% menos), en la provincia oriental la caída es menor (28,5%), pasando de 434 a 310 libros editados. Ambas provincias se sitúan incluso en niveles inferiores a 2012.

Estos datos contrastan con la percepción generalizada en buena parte del sector de que en Canarias «cada vez se edita más». En opinión del editor Jorge Liria (AnroartMercurio, Beginbook), esta percepción es infundada: «Los datos del informe se adecuan a la realidad de la producción en las Islas y, en lo que a editoriales privadas se refiere, puede ser incluso peor, ya que muchos de los libros registrados corresponden a obras de autoedición o a ediciones universitarias e institucionales». Liria asegura que sus cifras son estables, ya que edita «unos 70 ejemplares al año», pero otras editoriales no. El editor considera que la decadencia no está sólo en el número de títulos, «sino también en el número de ejemplares por título, que cada vez es menor». «Creo que, en cualquier caso, la preocupación debe estar en la calidad, y no en la cantidad. Hemos pasado un período en el que se publicaba de todo, y eso también afecta», sentencia Liria.

No obstante, un factor que sí podría desvirtuar la estadística, al menos en la proporción que le corresponde, es el del libro electrónico, tanto en cuanto los ISBN de las publicaciones digitales se gestionan de forma centralizada desde la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), lo que enmascara su localización regional. De igual modo, los libros editados en plataformas como Amazon, al menos en algunas de sus modalidades, adquieren un ISBN especial que no toma en consideración el origen geográfico de la edición.

La industria española en 2016

Producción de libros 2012-2016
Producción de libros 2012-2016 (Fuente: Observatorio del Libro).

A escala estatal, el avance de Panorámica muestra un incremento del 8,3% en la producción editorial durante 2016, pasando de 79.397 a 86.000 ISBN. Este aumento se refleja en la edición tanto de libros en papel como digitales:

  • La producción de libros impresos creció un 6,4%, con un total de 60.763 libros (57.117 en 2015). Los libros en papel representan el 70,7% del total.
  • La edición electrónica aumentó 13,3% (25.237 ISBN frente a los 22.280 ISBN de 2015), representando el 29,3%. Dentro de esta categoría se consideran los libros digitales, que muestran un incremento del 13,5%, con un total de 23.656 ISBN (20.848 ISBN en 2015), representando el 27,5% del total de la producción.
  • La mayor parte de los libros digitales se publican en formato Pdf (9.296 ISBN, el 39,3% del total de la edición digital), seguidos por el ePub (7.133 ISBN, el 30,2%), Mobi (981 ISBN) y otros (6.246).
Porcentaje de libros papel/digital
Porcentaje de libros papel/digital (Fuente: Observatorio del Libro).

Las primeras ediciones crecieron un 8,5%, hasta los 84.047 ISBN (77.453 ISBN en 2015). Por su parte, las reediciones aumentaron un 0,5%, con un total de 1.953 ISBN (1.944 ISBN en 2015).

Edición pública y privada

El desglose de la producción por naturaleza jurídica del editor refleja un incremento del 14,9% en la edición de carácter público, que pasa a representar el 9,6% del total (9,0% en 2015).

Asimismo, la edición privada aumentó un 7,7%, representando el 90,4% del total de la producción editorial. Dentro de la edición privada se observa una mayor participación de las editoriales pequeñas (32,9% del total de la edición), seguidas de las medianas (29,5%) y grandes (22,4%). La producción de las editoriales pequeñas crece un 20,6%, las medianas aumentan un 14,4%, mientras desciende la de las grandes (-9,4%). El 26,4% de la producción privada fue editado por 92 empresas editoriales, que representan el 3,0% de las que tuvieron actividad en 2016.

Madrid y Cataluña concentran el 60,7% del total

Las comunidades autónomas de Madrid y Cataluña representan el 60,7% del total de la producción, con una participación del 32,4% para Madrid, y del 28,3% para Cataluña; observando esta última un incremento del 18,5%, mientras que Madrid desciende un 3,2%. A continuación figuran Andalucía, con un 14,5% y un crecimiento de un 19,1%, y la Comunidad Valenciana (8,4%), con un aumento del 24,3%. Los mayores incrementos se registran en la Ciudad de Melilla (+114,3%) y el País Vasco (+40,3%). Los descensos más significativos se producen en La Rioja (-41,7%), Comunidad Foral de Navarra (-25,9%) y Aragón (-13,5%).

Ciencia y tecnología e infantil y juvenil, subsectores en crecimiento

Por subsectores de edición, se producen aumentos en libros de ciencia y tecnología (26,0%), libro infantil y juvenil (17,7%), otros (16,8%), creación literaria (11,2%) y libros de ciencias sociales y humanidades (4,1%). Entre tanto, descienden los ISBN registrados relativos a libros de texto (-3,5%) y libros de tiempo libre (-2,5%).

Buena parte de la producción se concentra en títulos de ciencias sociales y humanidades (31,0% del total), creación literaria (21,4%) y libros de ciencia y tecnología (14,1%). Les siguen los libros de texto (12,7%), infantil y juvenil (10,8%), tiempo libre (7,2%) y otros (2,8%).

Lengua de publicación y traducciones

El 91,4% de los libros se editaron en lenguas españolas, destacando la edición en castellano (85,5%), seguida, a gran distancia, de la edición en catalán (10,0%), en euskera (2,1%), en gallego (1,5%) y en valenciano (0,8%). Respecto al año anterior crece la edición en euskera (+34,5%), castellano (+7,5%), catalán (+7,2%) y en otras lenguas españolas (+1,5%) y desciende en valenciano (-48,8%)y en gallego (-13,1%). La edición en lenguas extranjeras representa el 6,7% del total de la producción, siendo el inglés y el portugués las lenguas con mayor representación (3,9% y 1,3%, respectivamente).

Las traducciones se incrementan un 7,8%, con un total de 13.867 libros traducidos (12.858 en 2015), representando el 16,1% sobre el total de la edición (16,2% en 2015). El inglés sigue siendo la lengua más traducida, con 7.035 títulos (50,7% de la obra traducida), experimentando un aumento de un 5,9% respecto a 2015. Le siguen el castellano (1.983 ISBN) y el francés (1.497 ISBN), que también crecen (un 15,9% y un 7,2%, respectivamente).

Fuente: Observatorio del Libro
Imagen principal:Mar de libros viejos‘, de Richie Rich

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: