Sandra Santana: «Me entusiasman los autores que no dan por sentado lo que un libro es»

Sandra Santana

Entrevista exprés

Poeta, traductora y profesora de Estética y Teoría del Arte en la Universidad de La Laguna, Sandra Santana, nacida y criada en Madrid, ha vivido en varias ciudades, entre ellas Berlín y Viena. Ejerció la docencia durante ocho años en la Universidad de Zaragoza, ciudad en la fue «muy feliz durante ocho años» hasta que decidió que su hogar «estaba en la isla de Tenerife», asegura. Con tres poemarios escritos, tiene en su haber unos cuantos premios y algunos de sus poemas han sido incluidos en diversas antologías y traducidos al alemán, al inglés y al portugués.

Tres claves de tu último trabajo

En el último libro que publiqué, Y, ¡pum!, un tiro al pajarito (Arrebato, 2014), los poemas están pensados como aparatos mágicos que deberían servir para lidiar, entre otras cosas, con lo incompresible del mundo, con la condición quebradiza de las expectativas y con la felicidad loca, casi dolorosa, que produce a veces vivir. Sus mecanismos y engranajes deberían ponerse en funcionamiento con cada lectura y procurar un modo privado de entendimiento con uno mismo. También deberían aumentar muy levemente las pulsaciones del lector. Así es, al menos, como el libro fue soñado. Probablemente no es nada de todo esto.

¿Qué autor o autora te inspira?

Me entusiasman los autores que no dan por sentado lo que un libro es, o lo que sea la lectura. Pero también aquellos que logran deshacerse de los rígidos estereotipos que portamos, como anteojos, para mirar el mundo, y nos permiten entrar en el tuétano de la vida. Tanto mejor si se combinan ambas cosas. Algunos de ellos: Juan Eduardo Cirlot, José Luis Castillejo, Carlos Oquendo de Amat, Marcel Broodthaers, Pedro Casariego Córdoba

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: elegir un poema me parece una traición.

— Una novela: estoy pensando últimamente en volver a leer La muerte de Ivan Ilich, de Tolstói. Contiene mucho de lo esencial.

— Un cuento: La balada del café triste. Me interesa mucho esa ternura que explora Carson McCullers. Es sin duda uno de los pocos autores cuya lectura me han impresionado en los últimos años.

Una obra de teatro, un guion cinematográfico

— Una obra de teatro: como obra teatral elegiría Los días felices o alguna otra pieza de Beckett.

— Un guion: como guion cinematográfico podría escoger Kill Bill, de Tarantino. O algún clásico del Western. No soy una experta cinéfila (no sé de actores y confundo los títulos), pero me parece que en este género hay más personajes e historias importantes, cercanos al drama clásico. Acabo de volver a ver Duelo de titanes (Gunfight at the O.K. Corral), de John Sturges, y la he encontrado fabulosa. Eso sí, es necesario obviar que la mayoría de los personajes femeninos no salen nunca del rancho o del saloon…

Proyectos

En proyecto hay un libro de poemas, La parte blanda, que terminaré cuando se deje y, muy pronto, una antología de poemas del austriaco Ernst Jandl, traducidos del alemán, que aparecerá en otoño en la editorial Arrebato.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

Algo pequeño. Algún insecto con ojos compuestos que revolotee discreto por la isla.


'Y, ¡pum!, un tiro al pajarito, de Sandra Santana
Portada de ‘Y, ¡pum!, un tiro al pajarito, de Sandra Santana.

Sandra Santana (Madrid, 1978) es poeta, traductora y profesora de Filosofía, actualmente en la Universidad de La Laguna, aunque también ejerció algunos años en la Universidad de Zaragoza. Es doctora en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid y ha realizado estudios de posgrado en las universidades de Viena y Humboldt de Berlín. Como traductora, ha publicado versiones de los poemas de Ernst Jandl, Karl Kraus (Palabras en versos, 2005) y Peter Handke (Vivir sin poesía, 2009, premio de traducción del Ministerio de Educación, Arte y Cultura austríaco). Es autora de los libros de poemas Marcha por el desierto (2004) y Es el verbo tan frágil (2008), así como del ensayo El laberinto de la palabra. Karl Kraus en la Viena de fin de siglo (premio Ciudad de Barcelona 2011). Sus poemas han sido incluidos en diversas antologías y traducidos al alemán, al inglés y al portugués. Su último libro publicado es Y, ¡pum!, un tiro al pajarito (Arrebato, 2014).

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: