Macu Machín: «Demasiadas inquietudes para una sola vida»

Macu Machín

Entrevista exprés

Esta joven guionista grancanaria ha pasado media vida entre Sevilla, Madrid, Barcelona y Buenos Aires, donde vivió diez años. Ahora, de nuevo en la isla, trabaja en varios proyectos audiovisuales en los que explora «la memoria del paisaje», según sus propias palabras. Se confiesa fascinada por el arte «en todas sus formas», especialmente la pintura y el cine, la antropología colonial, las cuestiones geopolíticas, los textos de filosofía oriental… «Demasiadas inquietudes para explorar en una sola vida», señala. Lleva ya varios premios a sus espaldas.

Tres claves de tu último trabajo

La Hojarasca es un guión cinematográfico entre lo documental y lo fantástico que propone un viaje hacia nuestra naturaleza más irracional y más profunda. Partiendo de la herencia de unas huertas abandonadas en un pueblo de La Palma, conoceremos las historias de penurias, malentendidos, brujas y ánimas que están ligadas a ellas. Siempre llevo conmigo la Comala de Pedro Páramo.

¿Qué autor o autora te inspira?

¡Muy difícil elegir! Se me vienen a la cabeza Walter Benjamin y Henri Bergson, las novelas gráficas de Chris Ware o Seth, y siempre Kafka, Cortázar, Perec, Dovlatov

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: cualquier haiku de Matsuo Bashō, amo su Sendas de Oku, poesía y relato de viajes. Algún día quiero conocer Japón a través de este diario de viaje del siglo XVII.

— Una novela: El barón rampante, de Italo Calvino, las peripecias de alguien que decide subir a los árboles y no vuelve a pisar tierra jamás.

— Un cuento: Cómo se salvó Wang-Fô, de Yourcenar, invita a perderte en el paisaje creado por el artista.

Una obra de teatro, un guion cinematográfico

— Una obra de teatro: he visto hace poco Una habitación propia, de Virginia Woolf, adaptada al teatro. Me dejó arrebatada, una puesta muy lúcida de un texto que desgraciadamente no pierde vigencia.

— Un guion: me cuesta pensar en un guion separado de la película para la cual fue concebido. Cuando veo una película estoy viendo un tema, una estructura dramática y unos protagonistas articulados a través de imágenes y sonidos, así que nunca sabré cuánto ha aportado el escritor, cuánto el director o el diseñador de sonido al sentido final del filme. Si todos los elementos fluyen de manera orgánica hacia el mismo lugar, será una gran película. Y después de todo este preámbulo me quedo con Tropical Malady, de Apichatpong Weerasethakul, una historia partida en dos: una parte reverbera sobre la otra de manera poética, sensorial, sin necesidad de ser explicado. La selva impenetrable como generadora de mitos y fábulas.

Proyectos

Presiento que con el desarrollo de La Hojarasca estaré varios años. Así que, mientras tanto, estoy trabajando en una idea que comencé a esbozar en Ernesta y Elena, un corto documental que hice sobre la identidad de dos indias alacalufes a través de unas fotos tomadas por un antropólogo alemán a principios de siglo XX. Estos temas de la fabulación etnográfica me atraen mucho, especialmente cuando se trasladan al cine.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

Me encantaría ser una exploradora de mundos por descubrir, un poco a lo Humboldt, llenos de animales y plantas maravillosos sin catalogar. Siempre he fantaseado con poder observar un paisaje por primera vez, con una mirada virgen.


'La Hojarasca', de Macu Machín
Portada de ‘La Hojarasca’, de Macu Machín.

Macu Machín (Las Palmas de Gran Canaria, 1975) estudió cine en Madrid, guión en la EICTV de Cuba y realizó un máster de cine documental en la Universidad del Cine de Buenos Aires. Ha trabajado como guionista y realizadora de documentales en Barcelona, Argentina y Canarias. En 2006 comienza una serie de piezas documentales sobre el paisaje como ruina y memoria. El Imperio de la Luz (2016) recibió el Premio Richard Leacock a Mejor Cortometraje en el Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria, el Premio Manuel Villalba de la Fundación CajaCanarias, y ha participado en festivales como Zinebi (Bilbao), Curtocircuito (Santiago de Compostela) y Tenerife Shorts. La Hojarasca, su primer largometraje, ganó un premio de desarrollo de proyecto en MiradasDoc Market (2017) y ha sido becado por el Programa Ibermedia (Madrid). También participó en la escritura del libro Coutinho. Cine de conversación y antropología salvaje (Argentina, 2013). También escribe sobre cine en revistas especializadas.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: