Carlos González Sosa culmina con ‘Hijos del Sol’ su trilogía histórica ‘Sangre’

► Centrada en la conquista de Canarias, la saga llevó al autor siete años de investigación en un afán de llenar un «vacío histórico»
► «No se trata de un proyecto de corte independentista, ni mucho menos. Me limito a contar qué ocurrió, a poner al lector en la piel de unos y otros, de rescatar nuestra memoria»

Con la presentación el pasado sábado de Hijos del Sol (Bilenio, 2017), el escritor grancanario Carlos González Sosa pone punto final a Sangre. La trilogía de la conquista de Canariasen un último volumen centrado en la conquista de La Palma y Tenerife, tras La madera contra el acero (Mercurio, 2016) —conquista de Lanzarote— y Datana (Bilenio, 2017) Gran Canaria—. Un trabajo en el que el autor ha invertido más de siete años de investigación, la fase más ardua del proyeto, según explica a DRAGARIA, porque «era bastante confusa, y algunas fuentes no parecían fiables».

«Fue un proceso precioso, en el que aprendí muchísimo. Y contrastar con los historiadores ha sido muy enriquecedor», señala González Sosa, aunque admite que el período creativo «también fue muy bonito» porque le permitió trasladarse a la época.

El escritor rehúye cualquier lectura política de la saga, afirmando que no se trata de un proyecto de corte «independentista, ni mucho menos». «Me limito a contar qué ocurrió, a poner al lector en la piel de unos y otros, de rescatar nuestra memoria. Pienso que es algo que debemos a nuestros antepasados», asegura.

Sus motivaciones tienen más que ver con la revisión histórica: «Un buen día me di cuenta de que había un vacío en cuanto al momento histórico de la conquista. Había documentos históricos, estudios y libros de historia, pero no había una novela que nos contase lo ocurrido. Cuando lees una novela, los datos históricos se te quedan en la retina. Es mucho más fácil retenerlos».

Libros independientes

González Sosa ha publicado con anterioridad otra trilogía y una bilogía porque, según opina, en el género de fantasía épica en que se movió para crearlas «hay que crear un mundo nuevo». En el caso de Sangre, la división en tres volúmenes se debió a los años que pasaban entre una conquista y otra. «Creo que fue lo más apropiado. Además son libros independientes, por lo que el lector puede leer el que más le interese sin necesidad de haber leído el anterior», advierte.

Hijos del Sol fue presentado en el espacio cultural Ayuntamiento Viejo de Candelaria, en Tenerife. Antes de la presentación tal y como se hizo en el yacimiento de La Fortaleza con Datana, se realizó un paseo histórico guiado a la cueva de San Blas, para conocer la historia de los menceyes que custodian la plaza. «Tenerife es el lugar donde tenía que presentarse esta entrega. Allí acabó todo. Tenerife fue la última isla libre, la última que resistió, y la última que cayó», señala.

Algunos expertos han señalado que los libros de González Sosa poseen bastante rigor histórico y, de hecho, algunos han solicitado que forme parte de la lectura obligatoria del alumnado de secundaria. Nos narra, González Sosa de dónde sacó la idea, «surgió cuando leí un cartel sobre un ingenio azucarero en Agaete. Me pregunté por qué habían montado aquel ingenio allí. Y comencé a tirar del hilo. Y descubrí que todo venía de la conquista. Cuando me puse a investigar, me sumergí en esos momentos históricos. Fue entonces cuando decidí que tenía que escribir sobre el tema. Pero quería ser fiel a lo que ocurrió, así que contrasté muchísimas fuentes, consulté con historiadores, y me senté a escribir. Yo diría que es muy fiable. Se lee en institutos, así que no me gustaría contar algo que no es real».

El autor desconoce si podrá hacer una gira de presentaciones por el Archipiélago debido a su trabajo —«primero hay que presentar este tercer libro. Luego, ¿quién sabe? Sería bonito»—. Con muchos proyectos sin determinar, Carlos González Sosa, asegura que tiene mucho trabajo y apenas tiempo para hacer su lista de peticiones para Navidad, «aun tengo que hacer la lista. Tengo demasiado trabajo ahora para decidir entre tantas tentaciones».

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: