‘La vieja ciudad’ – José García Caneiro

 

Título: La vieja ciudad (Homenaje a Comas Quesada)

Autor: José García Caneiro

Editorial: La Discreta

Género: Poesía

ISBN: 978-84-96322-76-9

Lanzamiento: Marzo 2017

Precio: 14 €

 

Cuando un libro sale bajo el sello de Ediciones La Discreta uno puede estar seguro de dos cosas: la edición estará más que cuidada y la obra tendrá una calidad literaria que no defraudará al lector. Es el caso de La vieja ciudad, de José García Caneiro. En este su tercer poemario, presentado el pasado 31 de marzo en la sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés, García Caneiro se enfrenta a una labor complicada, la de plasmar en poesía las acuarelas del pintor canario José Comas Quesada. Veinticinco acuarelas y veinticinco poemas que dejan en el lector la sensación de que, al mismo tiempo que lee y disfruta de la reproducción (excelente, por cierto) de las acuarelas, escucha una música de fondo que le lleva a un estado de placidez envuelto en nostalgia; una nostalgia no tanto de un tiempo pasado como de una ciudad que fue más acogedora, más bella y más sencilla que la actual. Poemas como Triana, donde podemos leer:

«No teme la tartana
la fuga de un destello entre los cables;
y el bronce, vencido por los tiempos,
perdió su cantinela
de pájaro agorero».

O en Quioscos del Puente de Palo, donde el poeta dice:

«El poeta, el escultor, el vagabundo
y hasta el borracho aquel
que habla de arte
se han refugiado dentro.
No son quioscos, es…
es ateneo
fugaz, casi imposible;
se charla, se discute;
de estética,
de la esencia, del ron, de la palabra…».

Versos sencillos, hermosos en su sencillez, que reflejan, como si de un fabuloso y mágico espejo se tratara, la belleza impresionante de las acuarelas de Comas Quesada. Hay, por si las anteriores fueran poco, una razón más para adquirir este libro: tanto José García Caneiro, como los herederos de Comas Quesada, han renunciado a los derechos de autor de esta obra en beneficio de la ONG que tiene Ediciones La Discreta y que ha fundado una pequeña escuela en Togo, en la que sacan del analfabetismo a los niños de la zona, dándoles un futuro del que ahora carecen.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: