Carlos Ortega, Juanjo Braulio y Luis Roso
Carlos Ortega, junto a Juanjo Braulio y Luis Roso, el pasado sábado en Valencia (Foto: Laura Muñoz Hermida).

El santo al cielo (Editorial Dos Bigotes, 2016), la primera y aplaudida novela del escritor grancanario Carlos Ortega Vilas, es una de las tres finalistas del Premio Memorial Silverio Cañada a la mejor primera novela de género, uno de los galardones que se conceden en el marco de la Semana Negra de Gijón que este año celebra su XXX edición.

El santo al cielo, que el propio autor define como «una historia de personajes, sin más» ha supuesto una de las revelaciones del panorama narrativo nacional y del de novela negra, en particular, optando a premios tan prestigiosos como el Pata Negra, del Congreso de Novela y Cine Negro de Salamanca, o al VLCNegra 2017 de Valencia Negra.

El escritor ha recibido la noticia precisamente días después de participar en el encuentro Miradas cómplices, junto a Marc Moreno, Juanjo Braulio y Luis Roso, en el marco del festival valenciano: «La noticia me hace doblemente feliz. En primer lugar, porque supone un reconocimiento al trabajo, a la dedicación, al esfuerzo que conllevó el proceso de escritura de esta novela. En segundo lugar, porque me parece importante que editoriales independientes como Dos Bigotes, siempre en busca de nuevos autores, logren la visibilidad que merecen. Figurar entre los invitados a esta XXX edición de la Semana Negra es ya todo un premio», confiesa.

«Quiero pensar que ante todo es una novela-novela. Negra, sí. Lo negro en mi caso es una forma de mirar, y esa mirada salpica todo lo que escribo, no puedo evitarlo. No creo que sea novela social, pero hay un componente social importante, sin duda, porque de lo contrario tampoco sería negra. El drama que envuelve a los personajes es producto de la sociedad en la que viven, una sociedad corrupta, hipócrita, profundamente machista. Cargada de prejuicios que a veces se trasmiten de forma tan sutil, tan aceptada, que solo quien los sufre puede comprender su alcance. Me preocupaba mostrar eso, en particular», declaraba Ortega Vilas en una reciente entrevista para DRAGARIA.

Un premio con acento canario

El Memorial Silverio Cañada de este año tiene marcado acento canario. Además de El santo al cielo, entre los finalistas se encuentra El peso del alma (Premio de Novela Negra Ciudad de Getafe 2016), del granadino afincado en La Orotava José María Espinar. La tercera en disputa es Ojos ciegos, de Virginia Aguilera.

Alrededor de 120 autores nacionales e internacionales se darán cita entre el 7 y 16 de julio en la Semana Negra de Gijón, con nombres tan conocidos como Juan Madrid, Jorge Martínez Reverte, José Luis MuñozRosa Montero, Laura Restrepo, Elia Barceló o Ramón Pernas.

Carlos Ortega Vilas (Las Palmas de Gran Canaria, 1972) es escritor, profesor de español —labor que ha desempeñado tanto en España como en Grecia—, corrector profesional y de estilo. Fue responsable entre los años 2007 y 2014 de los cursos de escritura de relato en Letra Hispánica (Salamanca). Desde 2015 coordina los talleres de escritura creativa Fuentetaja en Las Palmas de Gran Canaria. Es autor del libro Tuve que hacerlo y otros relatos (Baile del Sol, 2015). Sus relatos han aparecido en diversas antologías, como Diario del Padre Tadeus Rintelen / Resaca negra (Ediciones Hontanar, 2013), A los cuarenta y otros relatos en crisis (Ediciones Beta, 2011) o La lista negra: nuevos culpables del policial español (Salto de Página, 2009), entre otras. El santo al cielo (Editorial Dos Bigotes, 2016) es su primera novela.

 

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: