Enrico María Rende: «Sería un maestro del aire, un ermitaño»

Enrico María Rende

Entrevista exprés

Enrico es un ser curioso, en el sentido más indagador de la palabra. Se cuestiona todo lo que lo rodea y en su insaciable búsqueda de respuestas va dejando una estela de hallazgos, experiencias y conocimientos que traslada al papel, bien a través del ensayo, bien a través de la ficción narrativa. Su actividad se extienden a campos como la docencia o la investigación histórica. Se define a sí mismo como «un prototipo más del escritor que va caracterizando este nuevo cambio de mundo que, muy parecido al hombre del Renacimiento, es una viva alegoría del eclecticismo en el sentido más amplio de la palabra». De origen italiano, domina tres idiomas: además del natal, el inglés y el español. La espiga dorada (Adarve, 2018) es su última novela.

Tres claves de tu último trabajo

La espiga dorada, ya en su tercera edición, es una novela de fantasía histórica y de intriga contemporánea en la que dos narraciones inconexas y separadas por doce mil años de distancia transcurren paralelamente para ofrecerle al lector las claves que desvelan el origen de nuestras creencias en la divinidad, la superstición y los miedos más ancestrales, así como el verdadero origen de los símbolos que han marcado nuestra historia como la cruz, la media luna o la esvástica. Discurriendo en dos tiempos diferentes, esta novela nos transporta al origen de la civilización y a la vez nos intriga con una teoría sobre la existencia de las creencias religiosas: en el primer tiempo de la novela, un arqueólogo presenta su teoría según la cual se puede explicar el origen de Dios y da conferencias en las ciudades más importantes del mundo. En el segundo tiempo, un grupo humano venido de tierras desconocidas trae un tipo de sociedad que es muy superior al del resto de los humanos que habitan la zona (hace doce mil años). En el primer tiempo, una facción extremista de la Santa Sede quiere poner fin a las conferencias del arqueólogo y hará todo lo posible para hacer desaparecer las pruebas de sus teorías. En el segundo tiempo, la creación de la civilización tal y como la conocemos llevará en sí misma el germen de las clases sociales, la política, la traición, y la guerra.

¿Qué autor o autora te inspira?

«Once upon a midnight dreary» me cautivó desde el primer instante, «Per me si va nella città dolente» fue amor a primera vista y «Todas las cosas ser criadas a manera de contienda o batalla» fue la revelación más deleitosa en lengua castellana. Edgar Allan Poe, Dante Alighieri y La Celestina son mis referencias, mis maestros, mis pasiones literarias sin competidor alguno. En los relatos de Poe, ya sea en su forma original o en sus traducciones al español por Cortázar, encuentro la perfección lingüística y de estilo al que aspirar. Del divino Dante apenas me atrevo a hablar, y lo guardo como tesoro más valioso del que aprender a usar la lengua para ponerla al servicio del sofisticado uso de las figuras literarias y la retórica. Y en cuanto a Fernando de Rojas, su obra es el espejo en el que me gustaría reflejarme y al que, al menos una vez al año, vuelvo para aprender algo nuevo sobre el ser humano y sobre esta maravillosa lengua que uso para escribir que es el castellano.

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: A livella, Principe de Bisanzio, Antonio de Curtis.

— Una novela: Los pilares de la tierra, de Ken Follet.

— Un cuento: El escarabajo de oro, de Edgar Allan Poe.

Una obra de teatro, un guion cinematográfico

— Una obra de teatro: Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand.

— Un guion: Samsara, de Pan Nalin.

Proyectos

Estoy revisando una novela de ficción histórica en la que el trabajo de investigación ha sido extenuante y muy riguroso para lograr ambientar los acontecimientos en la Europa del siglo X, concretamente en el Reino de León, donde da comienzo el periplo de Ansur, su protagonista, y que presumiblemente verá la luz en 2019. Además, estoy trabajando en una línea de videos cortos, a modo de documentales de divulgación histórica, llamada La caída de los mitos, y que presento en mi canal de YouTube. La intención ahora es la de subir al siguiente nivel y crear nuevos cortos con un formato completamente diferente.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

Cual Zaratustra de Nietzsche (a quien le debo mucho también), sería Dragondao Dao, un maestro del aire y conocedor de sí mismo, ermitaño que habita las cuevas de las altas montañas y que se complace con los espléndidos amaneceres que el sol le regala todos los días al bañar en oro la maravillosa y fertilísima tierra de DRAGARIA, recibiendo encantado a todo visitante que se le acerque para intercambiar opiniones y compartir una taza de caffé espresso, comentar las obras literarias más interesantes y también las menos reputadas, compartir sonetos y aforismos, e incluso, de terciarse, disfrutar de una obra de teatro, para terminar resolviendo el mundo en filosofía y filosofar para advertir que el mundo no necesita ser resuelto. Y todo ello, por supuesto, siempre acompañado con un buen banquete y abundante vino.


'La espiga dorada', de Enrico Maria Rende
Portada de ‘La espiga dorada’, de Enrico Maria Rende.

Enrico María Rende (Portici, Nápoles, Italia, 1972) es escritor y editor independiente. Ha publicado el ensayo El origen de Dios. Nueva Teodicea (Leer-e, 2012) y las novelas La ley de Turan (Artesanía Literaria, 2002), Phaeton. El mito de la inmortalidad (mtm, 2004), El color de la naturaleza (mtm, 2005) y La espiga dorada (Adarve, 2018). (Web).

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: