Ana García-Ramos del Castillo: «Respeto mucho este oficio»

Ana García-Ramos

Entrevista exprés

Esta artista lagunera se adentra en el mundo de la literatura presentando su primera novela, Tanto para nada. Una historia basada en un hecho real que se hilvana con acontecimientos históricos que se van sucediendo, en Tenerife, en Madrid y en Bélgica. Ella dice que es «así como una historia de amor que ocurre en la distancia». No sabe si continuará en el mundo de la escritura, aunque ya tiene en mente su segunda novela y asegura que «su imaginación vuela»: «Me lleva a donde yo quiero ir».

Tres claves de tu último trabajo

La novela está basada en una historia real ocurrida en la primera quincena del siglo pasado. El recorrido vital del protagonista es lo primordial, pero a la vez sirve de excusa para narrar acontecimientos históricos que se van sucediendo. En el trasfondo subyace una cierta nostalgia por aquello que ya no existe. Se añoran paisajes y formas de vida que en nada tienen que ver con lo que conocemos ahora.

¿Qué autor o autora te inspira?

Desde mi adolescencia he admirado a: Gabriel García Márquez, Mijaíl Shólojov, Blasco Ibáñez y a  Federico García Lorca. Más cercanos en el tiempo me ha entusiasmado leer a John Kennedy, Luis Sepúlveda, Isabel Allende, Amy Tan, Kate Morton y a Almudena Grandes. Por último, podría citar a Khaled Hosseini, quien ha sabido narrar con belleza  episodios terribles que sucedieron en la guerra de Afganistán.

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: Se equivocó la paloma, de Rafael Alberti.

— Una novela: Cien años de soledadde García Márquez.

— Un cuento: El gato negro, de Edgar Allan Poe.

Una obra de teatro, un guión cinematográfico

— Una obra de teatro: La casa de Bernarda Albade Federico García Lorca.

— Un guión: La vida es bellade Roberto Benigni.

Proyectos

Tengo otro libro escrito, pero por ahora prefiero dejarlo estar. Mi tiempo lo dedico a pintar. De hecho, esto es lo que he venido haciendo. Mi incursión en la literatura es algo que no sé si tendrá continuidad. Es este un oficio que respeto mucho y al que me asomo con humildad, ya que soy consciente del mucho esfuerzo que requiere y del talento que demanda.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

Soy un verode que resiste a las inclemencias del tiempo y de la vida aferrado a una teja antigua. Desde las alturas, veo el cambio constante de las cosas y, del mismo modo en que almaceno en mis hojas el agua de la lluvia, me guardo todo lo que percibo. Al carecer de alas, debo imaginar paisajes que no he visto, gente que no conozco, voces que no he escuchado. Mi imaginación vuela y me lleva a donde yo quiero ir.


'Tanto para nada', de Ana García-Ramos del Castillo
Portada de ‘Tanto para nada’, de Ana García-Ramos del Castillo.

Ana A. García-Ramos del Castillo (La Laguna, Tenerife, 1962) cursa estudios de Bellas Artes en la Universidad de su ciudad natal. Obtiene el título de Diseño de Interiores en la Institución Artística de Enseñanza (IADE), graduándose posteriormente en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Tenerife en la especialidad de Decoración y Arte Publicitario. En 1997 comienza su andadura como pintora, realizando desde entonces más de una docena de exposiciones individuales en diferentes salas de arte de las Islas y participando igualmente en otras tantas colectivas. Su vocación por la escritura siempre ha estado presente en su vida, obteniendo, desde muy joven, diversos premios en certámenes literarios de cuentos infantiles. Esta necesidad expresiva —aletargada por su dedicación a la pintura— aflora con más intensidad desde el momento en que decide escribir su primera novela.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: