Todoque

Rosario ValcárcelSu nacimiento en Las Canteras influyó en su primer libro ‘La Peña de la Vieja y otros relatos’ (2006, 2014) homenaje al mar de la infancia, a la evocación y la memoria. Ha publicado la trilogía de relatos eróticos ‘Del amor y las pasiones’, ‘El séptimo cielo’ (2007, 2013) y ‘Sexo, corazón y vida’ (Anroart, 2010, 2013), el poemario ‘Las Máscaras de Afrodita’ (Idea, 2009) —también en versión bilingüe alemán-español ‘Die Masken Aphrodites’ (Nace, 2011, 2014)—, el libro de poemas ‘Himno a la vida’ (Nace, 2015) —premio Domingo Acosta Pérez— y también en versión rumano-español y bilingüe español-alemán, ‘Hymne an das Leben’ (Words for Words’, 2016 y, la novela ‘Moby Dick en Las Canteras Beach’ (Anroart, 2012, 2015) —traducida al francés y publicado en Francia como ‘Moby Dick aux Canaries’ (Harmattan, 2015). Ha participado en antologías de relatos y poemarios que han sido publicados en Berlín. Algunos de ellos han sido premiados, como el relato ambientado en África ‘En busca del sueño’ y el poema dedicado al vino ‘Bienaventurado’. Su literatura se nutre del amor y del deseo, la caducidad del tiempo, la fugacidad de la vida. Ha participado en antologías, realiza prólogos, presentaciones de libros, lecturas y críticas de arte. Colabora en periódicos de papel y digitales en las Islas y fuera de ellas.

BlogFacebooken DRAGARIA

 

Hay barrios que enamoran a primera vista,
antepasados de fuegos que guardo en la memoria.
Veranos de cuando era niña, muy niña
y nadaba en estanques redondos.

Noches de amor en que el malpaís nos llenó de ternuras.
Cenizas. Silencios en los que escuchaba
latir el corazón de los pájaros y el caminar a tientas
entre mar de tejados y tiernos arbustos,
en la luz mortecina que originó la vida.

Era la más feliz de las niñas entrando
y saliendo del teatro de las estrellas,
saltando tras carreras de sacos, caballos,
y barcos fantasmas que, sonámbulos, braceaban
tragados por sus sombras.

Hay barrios que enamoran a primera vista.
en que la Plaza y la Iglesia reinan,
se entregan en acordes de fiestas,
en los temblores del vino.
Entonces sonrío feliz sintiéndome a tu lado.
Y guiada por manos, risas y voces de poetas,
Evocamos
la última vez que el malpaís nos llenó de ternuras.
Todoque es un barrio que enamora a primera vista.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: