Llovía, caían perlas 

Teresa Iturriaga

Teresa Iturriaga Osa es Doctora en Traducción e Interpretación por la ULPGC. Trabaja en periodismo cultural, sociología, radio, poesía, ensayo, relato, traducción. Ha dirigido proyectos literarios con voces de mujer. En su bibliografía: ‘Mi Playa de Las Canteras’, ‘Juego astral’, ‘Yedra en vuelo’, ‘Revuelto de isleñas’, ‘Desvelos’, ‘Sobre el andén’, ‘Gata en tránsito’, ‘Campos Elíseos’, ‘En la ciudad sin puertas’ y ‘DeLirium’. Ha participado en varias antologías españolas: ‘Orillas Ajenas’, ‘Hilvanes’, ‘Fricciones’, ‘Que suenen las olas’, ‘Ecos II’, ‘Doble o nada’, ‘Espirales Poéticas’, ‘Madrid en los Poetas Canarios’, ‘París’, ‘Mujeres en la Historia I-II-III’ y ‘Casa de fieras’.

BlogFacebooken DRAGARIA

 

 

Fueron llegando tus postales envueltas en lazos
rojo satén a cubrirme el escote,
en dirección al río atrevido,
alféizar donde asomas tu vértigo de ave.
Y entre las sombras me tumbé
a pintarme las heridas de azulejo.

La tarde llovía y llovía, una tras otra caían las perlas,
el color y esa voz tuya preñada de abismo sigiloso,
el ayer maquillado de poesía, un umbral,
cristal, humo, el ojo inyectado de amor,
la música hermana del resplandor y el ruido,
el anochecer interminable del recuerdo.

Sin ti se ahogaban las luces, barahúnda de sonidos,
horas del mar acosado, destilando distancias
en mi terraza enferma de fantasía.
Esperé.
No vacilé.
El alma saturada.

Dos albatros en sus juegos de escondite
modulaban el negro intenso del tañido,
un grito, un gorjeo en su violín.
Con alas blancas despegaron a otro tiempo…
no sé por qué les lancé un beso
y me hablaron de ti.

 

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: