Paradoja de la escalera

Ramón AraújoRamón Araújo Fernández (Bola, Celanova, Orense, 1944) se trasladó a Mazo, La Palma, en 1950. Se licenció en Derecho en Santiago de Compostela en 1966, realizó el servicio militar y emigró a la República Dominicana en 1969, regresando a finales 1974 a La Palma. Ha ejercido durante 40 años la enseñanza, y durante 25 de cantante cómico y satírico con Anticraisis Consort y el Trío Zapatista. Ha publicado siete libros, 14 discos con el proyecto Anticraisis, parte creativa del proyecto celta Ima Galguén, con Carmen González, con algún disco de amplia difusión internacional, colaboraciones con artistas locales, desde el rock a la comedia, pasando por un amplio espectro, Cruzado Mágico, Petite Lorena u Ojalá Muchá, entre otros.

Blog – Facebooken DRAGARIA

 

Subo corriendo la escalera del parking. Llego arriba cansado. Tal vez demasiado rápido para mi edad. Debo encontrar la forma adecuada. Bajo y vuelvo a subir más despacio. Aún me canso. Así varias veces cada vez más despacio. La vez 17 por fin parece ser la adecuada. Contento bajo y vuelvo a subir corriendo. Llego cansado. Bajo y decido que tengo que subir en ascensor. Pero el ascensor es más joven que yo. Y la ambulancia. Así que vuelvo a subir más despacio, ahora sí creo que he encontrado el paso adecuado. No estoy seguro y repito. La vigésima vez por fin acepto mis limitaciones pues subo a toda máquina y mis pulmones  me dicen que ya no tengo edad para subir corriendo. Así que vuelvo a bajar y me resigno a subir en el ascensor. Al llegar arriba, preocupado por mi falta de constancia vuelvo a bajar y subo una vez más con la lentitud y la dignidad que corresponden a mi edad y prometiéndome a mí mismo nunca más leer a Kafka.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: