El viejo y el mar, de Aleksandr Petrov

Compartimos hoy esta pequeña joya en la que se funden la magia de la animación cinematográfica, la pintura y la de la mejor expresión literaria a través del talento de dos genios, el realizador Aleksandr Petrov y el nobel Ernest Hemingway.

En El viejo y el mar, basada en la novela homónima, Petrov recrea en más de 29.000 fotogramas pintados a mano en óleo sobre vidrio los avatares del viejo pescador cubano Santiago en su relación con el mar, la naturaleza, en una historia ya inmortal.

La cinta, ganadora de numerosos premios, entre ellos el Oscar al Mejor Corto de Animación en 1999, es fruto de una coproducción entre Rusia, Canadá y Japón, y según el portal especializado Fundación Lumière:

«Es un ejemplo de montaje cinematográfico. La técnica que usa Petrov es perfecta para las transiciones entre escenas, la banda sonora [Denis L. Chartrand y Normand Roger] acompaña magistralmente la lucha épica entre el anciano pescador y el gigantesco pez. Especial atención a la pieza musical que acompaña a la bestia cuando sale por primera vez a la superficie en un plano titánico».

¡Que lo disfrutes!

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: