He olvidado la fe

Ana Pérez CañamaresAna Pérez Cañamares (Santa Cruz de Tenerife, 1968) ha publicado los poemarios ‘La alambrada de mi boca’ (Baile del Sol), ‘Alfabeto de cicatrices’ (Baile del Sol), ‘Entre paréntesis. Casi cien haikus’ (La Baragaña), ‘Las sumas y los restos’ (Premio Blas de Otero-Villa de Bilbao 2012), ‘Economía de guerra’ (Lupercalia) y ‘De regreso a nosotros’ (Ya lo dijo Casimiro Parker); el libro de aforismos ‘Ley de conservación del momento’ (Isla de Siltolá) y el libro de relatos ‘En días idénticos a nubes’ (Baile del Sol). Este año aparecerá el libro de poemas ‘El espejo discreto’, con el que ganó el premio Vicente Núñez-Diputación de Córdoba 2016. Participa con asiduidad en recitales y festivales de poesía, y sus poemas están recogidos en numerosas antologías. Algunos de ellos han sido traducidos al inglés, griego, polaco, croata, alemán y portugués. Ha ganado premios de poesía y relatos (fue finalista del premio La Sonrisa Vertical, dentro del colectivo Cori Ambó), Poesía de Radio Juventud, Gloria Fuertes y Pluma de Oro. Además de impartir cursos, colabora asiduamente en revistas literarias, para las que escribe cuentos, artículos y reseñas.

FacebookBlogen DRAGARIA

 

Olvidé la fe de los árboles en invierno
las esperanzas de los humedales
el valor de la primera cigüeña
que decidió no emigrar.

Le di la espalda al mar y a la madera
al parco vecino que arrancó
las hojas secas de mi huerto.

Desdeñé la palmetada en el lomo
la sapiencia de mi dedo pulgar
la noche que las rapaces hilvanan.

Desconozco las rutinas del fuego
las costumbres de la escarcha
las encomiendas de cada estación.

Y ahora soy el perro de trapo
que no distingue sopor de placer
que come de la mano equivocada
y ladra a todo aquel que no comprende.

Que dice manada y es jauría
que dice jauría y sólo es ruido
que si siente nostalgia
va corriendo hacia el mañana.

Busco salida y señalan palacios
pero sé que de haberla
la salida tendrá que ser solar.

Sobre los vientres huecos de la tierra
volver a venerar cada ladrillo
como una vez adoramos las ruinas
de los imperios que habrían de caer.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: