Yo también leo

La isla de Fuerteventura está definitivamente comprometida con la lectura. Cabildo y ayuntamientos llevan tiempo trabajando en líneas de acción encaminadas al fomento del libro y de la creación literaria, en una apuesta que tiene su máximo reflejo en iniciativas como la Feria Insular del Libro o el Premio Literario de Novela Corta Miguel de Unamuno, entre otras.

«Hay que compartirlos, volver a ponerlos en circulación»

En este marco, surge de cara al período estival un proyecto tan original como Yo también leo, una biblioteca-escultura móvil que irá rotando por varios puntos del municipio de Puerto del Rosario durante las próximas semanas. Presentada el pasado jueves en la avenida peatonal Primero de Mayo, primer punto de su recorrido, el montaje es obra de los artistas Toño Patallo y Amancio González.

La pieza escultórica alberga una librería con diferentes publicaciones de carácter gratuito.  Tal y como apunta el concejal de cultura del Ayuntamiento capitalino, Alejo Soler Melián, promotor de la idea, «todas las personas podrán llevarse los libros en modalidad de bookcrossing (libro viajero) a su casa». ¿Para quedárselos? No. Hay que compartirlos, volver a ponerlos en circulación. Los libros llevan una pegatina con el código del ejemplar y una dirección web, en la que que se irá registrando los lugares a donde haya llegado y se haya liberado cada ejemplar.

«Una escultura viva»

«Desde el inicio del mandato nos hemos marcado como meta llevar la cultura y las disciplinas artísticas hasta el ciudadano. Esta es una escultura viva llena de historias distintas, imaginadas, vividas, que los lectores pueden cambiar aportando sus propios libros. Porque ¿cuántas historias no han inspirado a escultores y cuantas esculturas y sus autores no han sido fuente de inspiración de artistas?», señala Soler Melián. Aunque se ha constatado que existen numerosas esculturas dedicadas a las bibliotecas, no se tiene conocimiento de la existencia de una iniciativa similar y que de forma itinerante acercará la literatura a los barrios.

Yo también leo
Autoridades y artista, durante la inaguruación de ‘Yo también leo’ el pasado jueves (Foto: Ayuntamiento).

«El literato siempre tendrá un poco de escultor; y el escultor, de literato»

Yo también leo trata también de unir arte y literatura en una estructura de 2,37 metros de alto, 2,80 de largo y 1,30 metros de ancho, realizada en acero corten y madera. «Literatura y escultura. Escultura y literatura. Arte al fin y al cabo. Arte con mayúsculas», expresa Toño Patallo, uno de los padres materiales de la criatura. «El literato siempre tendrá un poco de escultor. Pues con las palabras vive otras vidas, materializa otros sueños. El escultor tendrá siempre un poco de literato, porque ve más allá de las materias informes y libera los relatos que silenciosas ocultan. El valor de una escultura, el valor de un libro, es imposible de medir porque es imposible calcular lo mucho que ha influido, influye e influirá en nuestras vidas, a veces sin que nos demos cuenta”, insiste el artista.

Al acto de inauguración asistieron, además de Soler Melián y Patallo, el alcalde de Puerto del Rosario, Nicolás Gutiérrez; el concejal de Educación, Carlos Rodríguez y la concejala de Turismo, Paloma Hernández, por parte del Ayuntamiento. En representación del Cabildo estuvieron presentes su consejero de Cultura, Juan Jiménez, y el consejero de la Red de Museos, José Juan Herrera.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: