Víctor Conde
Víctor Conde (Foto: Miguel Ángel Roldán).

El escritor tinerfeño Víctor Conde (seudónimo de Alfredo Moreno Santana) se ha alzado con el primer premio de la categoría Novela Juvenil Nacional en la segunda edición de los premios Kelvin 505, que convoca el Festival de Terror, Fantasía y Ciencia Ficción de Avilés Celsius 232, con su novela Las puertas del infinito (Fanctasy, 2016), escrita en colaboración con José Antonio Cotrina.

Conde y Cotrina, que se impusieron en la final a la reconocida Laura Gallego —ganadora del premio en 2016— y a Álvaro García Hernández, recibirán el trofeo que lon acredita como vencedores —una efigie de Cthulhu basado en el bastón de Ian Watson— entre el 19 y el 23 de julio en el marco del citado festival.

Kelvin 505 premian las mejores novelas de ciencia ficción, fantasía, terror y géneros aledaños publicadas en castellano durante el año anterior a cada edición y admite novelas publicadas en papel o en formato electrónico, tanto editoriales como autoeditadas.

«Es un reconocimiento a mi obra, y algo que sin duda me abrirá más puertas», señala Conde para DRAGARIA. «Me faltan muy pocos para completar la lista de premios en lengua castellana a la literatura fantástica”, afirma el autor, que ya cuenta con el Minotauro  y el Ignotus en su haber,  ambos por su novela Crónicas del multiverso.

‘La Orfíada’

Con respecto a sus próximos proyectos, el escritor se muestra muy optimista: «Estoy ultimando el lanzamiento de una novela que va a ser lo que yo llamo mi gran obra, y que también publicará Plaza y Janés-Fanctasy. Se llama La Orfíada, y es una gran epopeya medieval de corte homérico que significa todo un punto y aparte en mi carrera. Saldrá en octubre o noviembre de este año».

Además de la juvenil nacional, los premios Kelvin 505 contemplan otras tres categorías: absoluta nacional, extranjera y juvenil extranjera. En esta edición fueron cinco los finalistas en la categoría nacional, cuatro en extranjera y otros cuatro en juvenil extranjera. Los premiados en cada uno de los apartados fueron, respectivamente, Juan Jacinto Muñoz Rengel, por El gran imaginador; Cixin Liu, una de las grandes firmas de la literatura del género en China, por El problema de los tres cuerpos, con traducción de Javier Altayó; y Naomi Novik, por Un cuento oscuro.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: