‘Él’, un buen pretexto para acercarse a la obra de Mercedes Pinto

► El Cedocam propone la lectura de la novela, publicada en Montevideo en 1926, que inspiró la película homónima de Luis Buñuel

El Centro de Documentación de Canarias y América (Cedocam), del Cabildo de Tenerife, ubicado en el municipio de La Laguna, ofrece en su sección Déjame leerte la obra de Mercedes Pinto Él, novela fue publicada por primera vez en Montevideo en el año 1926 e inspiradora de película homónima de Luis Buñuel.

La escritora tinerfeña, también, dramaturga, oradora y periodista, es sobre todo conocida por su primer libro de versos, sus actividades políticas, sus ideas feministas y por una polémica conferencia pronunciada en la Universidad Central de Madrid (El divorcio como medida higiénica). El resto de su obra literaria (novelas, poesía, teatro y una amplia producción periodística) se fue desarrollando en los distintos países de Hispanoamérica, donde residió hasta su muerte en 1976.

La propia Pinto presentaba así la obra que se propone para su lectura:

«Creo conveniente dar una explicación al público de la idea que me ha guiado al colocar mi libro como ’emparedado’ entre opiniones de médicos y jurisconsultos.

Mi libro estaba ya preparado para salir a la calle gritando su dolor y toda su inquietud. Pero ‘un viento de tragedia’, como el de la escritora uruguaya Luisa Luisi, lo arrancó de la casa Pueyo, donde se estaba editando, y lo arrancó también de Madrid, y de España… ¡y de Europa! Al llegar a Montevideo, mi anhelo por sacar a los caminos de la vida la sombra de ‘Él’ continuaba, y entonces pensé con temor en si tendría cabida la figura en este país donde las leyes mejoran la situación de la mujer y la protegen más, en si tendría ambiente mi libro y hallaría eco en esta sociedad.

(…)

Reunidas están pues, en mi novela, opiniones diversas y diversidad de tendencias, como prueba de mi amplitud espiritual…».

Para Alicia Llarena, escritora, académica, catedrática de Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y una de las mejores conocedoras de la vida y obra de Pinto, señala que ésta «debe entenderse en íntima relación con su personalidad comprometida y polifacética, y con su deseo expreso de comunicación e influencia sobre los auditorios a los que estuvo destinada. Es así como podremos valorar y entender que la escritora manejara distintos formatos literarios (la poesía, la narrativa, el teatro, la prosa periodística), trabajara en diferentes ámbitos (la radio, la prensa, el cine, la tribuna pública) y practicara un intenso activismo cultural, social o político. Pinto desarrolló una intensa actividad como oradora y dramaturga, manifestándose como una gran defensora de los derechos de las mujeres, la clase obrera, y la modernización de la educación».

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: