El Plan de Bibliotecas de Tenerife apuesta por la modernización

► El Cabildo traslada a 27 profesionales del sector las líneas maestras de una iniciativa que pretende «mejorar la dotación y los servicios»

Reunión del Plan Insular de Bibliotecas
Reunión del Plan Insular de Bibliotecas (Foto: Cabildo).

Un grupo de 27 bibliotecarios de diferentes municipios de la isla Tenerife mantuvieron el pasado martes una reunión con responsables del área de Cultura y Educación del Cabildo, a la que fueron convocados con el objetivo de trasladarles las principales líneas del Plan Insular de Bibliotecas, cuyo principal objetivo es «apoyar y estimular a los municipios a ejercer políticas de modernización y promoción de las bibliotecas públicas municipales», según la nota remitida por el Cabildo. Durante el encuentro celebrado en TEA Tenerife Espacio de las Artes se abordaron temas como la formación del personal bibliotecario, las actividades de extensión cultural que se pueden realizar en bibliotecas, la actualización de los fondos documentales y la organización de los clubes de lectura.

Durante la reunión también se informó de las diferentes actividades culturales realizadas en el Cabildo y que pueden ser de interés para los distintos usuarios de estos centros públicos, como los programas educativos de TEA Tenerife Espacio de las Artes, Índice, festival de lectura y escritura y nuevas actividades y propuestas de la Orquesta Sinfónica de Tenerife.

El Plan Insular de Bibliotecas, que es continuación del Plan Director que se puso en marcha en 2000, pretende «promover la mejora de la dotación y de los servicios de la biblioteca pública municipal. Su principal objetivo es modernizar los centros bibliotecarios a fin de cumplir los estándares europeos de calidad en cuanto a los servicios ofrecidos a los usuarios de las bibliotecas».

Modelo Insular de Bibliotecas

«El Cabildo viene actuando como motor impulsor de los servicios bibliotecarios en Tenerife, apoyando y estimulando a los ayuntamientos a ejercer políticas de modernización y promoción de las bibliotecas públicas municipales para convertirlas en centros de servicio público que den respuesta a las demandas informativas de los ciudadanos y permitan la creación de conocimiento», indica la nota.

Como objetivo principal de este nuevo proyecto se pretende que el Cabildo implemente el modelo de servicio para los centros municipales contenido en el Modelo Insular de Bibliotecas (MIB), en el que se establecen los requisitos mínimos exigibles en cuanto a personal, horario de apertura al público o volumen de fondos bibliográficos, entre otros. Además, se aspira al diseño de un modelo de espacio bibliotecario en el que prime la funcionalidad y cuyo edificio cumpla con los 10 principios básicos establecidos por Faulkner Brown: flexible, compacto, accesible, ampliable, variado en su oferta de espacios, organizado, confortable, constante, indicativo y seguro.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: