El léxico de Pancho Guerra pone punto final a las conferencias del IV Campus de Etnografía y Folclore

Yolanda Arencibia y Miguel Guerra García de Celis

El recuerdo del autor costumbrista Pancho Guerra centró ayer la última conferencia del programa del Campus de Etnografía y Folclore de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), que se ha venido celebrando estos días en Ingenio, con la presentación de Fotingo. Pancho Guerra. Léxico popular de Gran Canaria, cuarto y último tomo de la colección Francisco Guerra Navarro. Obras Completas, que edita el Cabildo de Gran Canaria, en un acto que corrió a cargo de Yolanda Arencibia, catedrática de la ULPGC y directora de la colección, y Miguel Guerra García de Celis, presidente de la Fundación Canaria Pancho Guerra.

García de Celis recalcó que este cuarto volumen es una obra lexicográfica muy especial, «que solo podía escribir alguien como mi tío, con su forma particular de relatar el mundo que le rodeaba», recordando cómo hasta hace no muchos años los profesores en los colegios canarios corregían a los niños porque no utilizaban, según ellos, el español correcto, «y nos regañaban. Ahora hay que llegar a las escuelas y a los profesores e inculcarles que no pueden castigarles por escribir, por ejemplo, jediondo».

El presidente de la fundación Guerra aseguró que, sobre todo, hay que entender que la lengua canaria es riqueza, «y que en ningún momento empequeñece a la lengua castellana. Hay que sentirse orgulloso de nuestro acervo, nuestro acento y nuestro lenguaje. Esa es la obra de Pancho Guerra».

«La joya de la colección»

Arencibia, por su parte, no dudó en asegurar que nos encontramos ante «la joya de la colección. No es una obra para leerla de seguido, sino para consultarla, reflexionarla y disfrutarla», en referencia al diccionario de 2.700 palabras, que es a su vez «un tratado de etnografía, de psicología, un anecdotario, un repertorio de cancionero popular y una obra literaria». A juicio de la profesora, «ser canario es querer lo nuestro y para quererlo tenemos primero que conocerlo y entenderlo».

Según Arencibia, esta obra, que ha tardado seis años en terminarse, con tres legislaturas diferentes, tiene también un elemento de unión: «Pancho Guerra ha sido capaz de unir a tres presidentes del Cabildo de Gran Canaria, tanto José Miguel Pérez, como José Miguel Bravo de Laguna como por último Antonio Morales han tenido siempre el afán de la continuidad de su obra y siempre apoyaron el proyecto».

El IV Campus de Etnografía y Folclore, que ha venido celebrándose en el marco de la XXII edición del Festival Internacional de Folclore Villa de Ingenio Muestra Solidaria de los Pueblos, se clausurará este sábado, tras cinco días intensos de conferencias y mesas redondas, con la clase magistral que impartirá a las 17.00 horas el timplista Germán López.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: