Julieta Martín Fuentes: «Escribir me ayuda a hacer la digestión»

Julieta Martín Fuentes

Entrevista exprés

Julieta Martín Fuentes, a punto de sacar a la luz su segunda novela, está inmersa en el mundo de la comunicación y los guiones cinematográficos. No en vano, su trayectoria está muy vinculada al Festivalito de La Palma-Festival de Cine de Las Estrellas. Aunque estudió Historia, desde joven se dedicó al mundo del periodismo.  «Practico la escritura creativa en todos sus formatos sin miedo al cambio y al aprendizaje constante; desde las notas de prensa y los artículos, hasta los posts y los guiones de anuncios, pasando por el formato para el cine de guerrilla o el cerrado de un rodaje convencional e, incluso, el desarrollo de la gala de inauguración de un festival o un discurso para una autoridad, un cuento o una novela», afirma. Se muestra convencida de que «la escritura, en imágenes o en cualquiera de sus manifestaciones, comunica directamente con lo esencial del ser humano».

Tres claves de tu último trabajo

Está justo en la bandeja de salida de la editorial mi segunda novela histórica, así que me encuentro, tras abrirme en canal para escribirla, en ese momento en el que no sabes ni quién eres ni lo que haces ni lo que te importa. Por eso, las claves que puedo darte son las que programé para mi regreso de ese otro mundo posible que estaba inventando: amor, sociedad y evolución.

¿Qué autor o autora te inspira?

Llevo a Haruki Murakami en mi corazón desde que leí Kafka en la orillay a muchos poetas, la mayoría, pero Elsa López y Ricardo Hernández Bravo me dejan boquiabierta. También me inspira el día a día, para bien y para mal; los personajes cotidianos que me sorprenden. El ser humano puede ser increíble si le das una oportunidad.

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: No te salves, de Mario Benedetti. Hubo una época en la que me hacía llorar tanto que repasaba casa verso hasta comprender todo lo que las palabras encerraban. Eso me animó a, precisamente, no salvarme.

— Una novela: Frankenstein, de Mary Shelley. Pasaba mis vacaciones y he vivido durante años en la casa familiar construida hace más de ciento cincuenta años, así que el miedo, los ruidos y los seres que viven en nuestras pesadillas me atraen poderosamente.

— Un cuento: El elefante Elmer, de David McKee. Tengo muchos cuentos favoritos, pero este es el último que me contaron en voz alta con esa magia que solo puede tener quien ama la lectura. Cuando terminó, me sentí con ganas de reír, aplaudir y abrazar a todas las personas que me encontraba.

Una obra de teatro, un guión cinematográfico

— Una obra de teatro: El teatro causa fascinación en mí. Nunca se olvida la primera vez que acudes a una obra, que te vistes para entrar en esos edificios con murales en las paredes, columnas griegas y romanas y, a veces, estrellas que permanecen encendidas cuando dan el último timbre, hasta que la obra comienza. Además, me gustan el murmullo a la salida de unos y la emoción contenida de otros. Me sentí así cuando fui a disfrutar de Una hora en la vida de Stefan Zweig, de Antonio Tabares y dirección de Sergi Belbel.

— Un guión: El padrino, de Francis Ford Coppola, Mario Puzo y Robert Towne. Me leí la novela de Puzo tomando apuntes y todo sobre estructura narrativa y, luego, vi documentales sobre cómo se había enfrentado Coppola a su adaptación al cine. El proceso de escritura y adaptación de esta historia es de manual y, sin embargo, por más que la leas o la veas mil veces te sigues quedando perpleja.

Proyectos

Vivir, como dice Miguelito en una de las tiras de Mafalda. Siempre he escrito cuando vivo. Será por el rozamiento con la realidad, por la belleza y el horror de otros seres humanos y, sobre todo, porque me ayuda a hacer la digestión. De modo que, terminada mi segunda novela, iré a por la tercera viviendo.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

Sería una guardiana, un ser que protegiera a los que viven en este mundo y que, a la vez, luchara para mantener su existencia. Habría comenzado siendo un drago, pegado a la tierra, hasta que mis ramas que mostraron el camino hacia el cielo.


'Travesías', de Julieta Martín Fuentes
Portada de ‘Travesías’, de Julieta Martín Fuentes.

Julieta Martín Fuentes (Las Palmas de Gran Canaria, 1976) estudió Historia en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y ha trabajado como periodista en diferentes medios de comunicación. Ha publicado con Mercurio Editorial la novela histórica Lolita Pasión, que alcanzó su segunda edición, y Travesías. Cuentos para soñadores. Actualmente vive en la isla de La Palma, en la que siempre pasaba las vacaciones con sus padres, donde trabaja en el Festivalito de La Palma-Festival de Cine de Las Estrellas mientras escribe su segunda novela, una secuela del guión de su primera película 90minutos&Iloveyou y un cómic con el que pretende llevar a los humanos a otras dimensiones. Además de escribir guiones propios, colabora en los de los demás. Lleva la comunicación de eventos, empresas, individuos, proyectos, ideas y sueños que necesiten darse a conocer en los diferentes medios de comunicación, plataformas digitales y redes sociales.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: