El Cedocam invita a leer ‘Felicidad clandestina’, de la inclasificable Clarice Lispector

► El libro puede ser consultado o pedido en préstamo solicitándolo en el propio centro de documentación del Cabildo tinerfeño

El Centro de Documentación de Canarias y América (Cedocam) del Cabildo de Tenerife, ubicado en el municipio de La Laguna, ofrece en su sección Déjame leerte la obra Felicidad clandestina, de la escritora brasileña de origen ruso-judío Clarice Lispector, considerada por parte de la crítica una de las autoras brasileñas más sobresalientes del siglo XX.

Felicidad clandestina, publicada en 1971, es una colección de cuentos entre los que se encuentran algunos de sus relatos más célebres —El gran paseo, El huevo y la gallina o La legión extranjera, entre otros— y en los que Lispector desarrolla «una extraordinaria capacidad para percibir, detrás de lo superficial y cotidiano, un universo de significados», según la nota oficial.

Tal y como se recoge en la contraportada del libro «Leer a Clarice Lispector es desenmascarar el mundo, atravesar sus límites, es una felicidad clandestina y casi subversiva». 

Desde 2015

Clarice Lispector R.M (Chechelnik, Rusia, 10 de diciembre de 1920 – Río de Janeiro, 9 de diciembre de 1977) «pertenece a la tercera fase del modernismo, el de la Generación del 45 brasileña. De difícil clasificación, ella misma definía su estilo como un “no estilo”. Aunque su especialidad ha sido el relato, dejó un legado importante en novelas, como La pasión según G. H. y La hora de la estrella, además de una producción menor en libros infantiles, poemas y pintura» (Wikipedia).

El ciclo Déjame leerte, en marcha desde 2015, ha recomendado la lectura ya de 23 libros. El primero de ellos fue Diario de un sol de verano, de Domingo López Torres; desde entonces se han sucedido títulos como A la hora de los loros. Cuentos de Cortázar, Rulfo, Galeano y otros; Ceremonias de interior, de Alexis Ravelo; Patas arriba. La escuela del mundo al revés, de Eduardo Galeano; o Él, de Mercedes Pinto.

El libro recomendado puede ser consultado o pedido en préstamo solicitándolo en el Cedocam.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: