El Gobierno de Canarias iniciará en otoño las consultas para elaborar el plan de lectura

► El vicencosejero de Cultura expone al Ministerio «un primer paquete de medidas provisionales» para el fomento del sector en los próximos cuatro año

El Gobierno de Canarias ha presentado al Ministerio de Cultura «un primer paquete de medidas provisionales» para el fomento de la lectura «que afectan a todos los ámbitos de la ciudadanía canaria, desde el educativo y universitario al social y juvenil, así como a las personas discapacitadas, reclusas o la tercera edad», según informa el Ejecutivo en un comunicado.

Según la nota, Cultura prevé comenzar en el último cuatrimestre del año las primeras reuniones con responsables de los ámbitos relacionados con la lectura, con el objetivo de elaborar un plan que responda a las necesidades más urgentes en este campo.

Aurelio González, viceconsejero autonómico de Cultura, y Óscar Sáenz de Santa María, director general de Industrias Culturales y del Libro, mantuvieron al respecto una reunión de trabajo en Madrid con el objetivo de que Canarias participe con diversas propuestas en el inicio del Plan de Fomento de la Lectura 2017-2020, un proyecto que centra su atención en el análisis, desarrollo y mejora del hábito lector en todo el Estado.

Colaboración cuatrianual

En consonancia con las reflexiones incluidas en este plan estatal, que tiene en cuenta las circunstancias actuales de convivencia y transición entre los medios analógicos y digitales, así como los resultados derivados de las encuestas realizadas sobre los hábitos de lectura, la Viceconsejería de Cultura compartió las preocupaciones señaladas en el Plan, sentando las bases para el principio de una colaboración entre ambas instituciones, que abarcará un período de implantación de cuatro años.

Con este encuentro, el Gobierno canario «compromete sus esfuerzos en el fomento de la lectura y centra sus objetivos en un plan que definirá sus primeras líneas de acción en los próximos meses. Atendiendo a las circunstancias de la realidad insular y con el ánimo de establecer un proyecto lo más ajustado posible al contexto del Archipiélago», señala la nota.

Según el Ministerio de Cultura, la edición de 2015 de la Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales desvela que en la última década el porcentaje de población que declara haber leído al menos un libro en el último año ha aumentado 4,5 puntos hasta alcanzar el 62%. Sin embargo, pese a esta evolución positiva no debe ignorarse la otra cara de la realidad: una parte significativa de la población sigue sin mostrar excesivo interés por los libros. Así pues, este nuevo plan «tiene como principal objetivo el incremento de la demanda lectora mediante la promoción, extensión y consolidación del hábito de la lectura», concluye el comunicado.

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: