web
counter

Rubén Mettini

Rubén Mettini
1 Publicaciones 0 COMENTARIOS
Rubén Mettini (Buenos Aires, 1948) estudió Economía pero, al emigrar a Barcelona aprovechó la ocasión para abandonar los estudios económicos y cursar la carrera de Filología Románica. Trabajó como profesor de Lengua y Literatura en la Universidad de Barcelona. Coordinó clubes de lectura y talleres de escritura. Comenzó editando en lengua catalana, en el año 1990, una novela erótica finalista del concurso La Sonrisa Vertical. Editó una obra de teatro, ‘Birds in the night’, y tres novelas más, también en lengua catalana. A partir de 1998 comenzó la publicación de sus novelas en castellano. La primera fue ‘De vidas encastradas’ (Laertes) sobre los cantantes castrados napolitanos. En 1999, salió a la luz la novela ‘Baile de máscaras’, donde recreó sus recuerdos argentinos. En 2009 gana el Premio Odisea y la editorial publica la novela ‘Tres noches’. Junto a su amiga y escritora Yoly Hornes, editó en 2012 la novela juvenil ‘Emma y sus sueños olvidados’ (Seleer). En 2013 fija su residencia en las islas Canarias. En el año 2015 publicó ‘Invocación a las tinieblas. Inquisición, brujería y bandoleros en Barcelona’ (Carena). En 2017 edita la novel ‘Helena herida’ (Multiverso). Desde su fundación, participa en el la asociación de escritores y escritoras Palabra y Verso.
- Publicidad -

‘Personne’ – Alba Sabina Pérez

'Personne', de Alba Sabina Pérez
Una poeta con una voz propia y con sus propios intereses y preocupaciones poéticas, más allá del gregarismo y la insustancialidad de la joven poesía de hoy.

‘Lazos de humo’ – Ernesto Rodríguez Abad

'Lazos de humo', de Ernesto Rodríguez Abad
Una novela narrada sin miedo al que dirán. Un hogar donde los personajes son como sueñan. Un cayuco de palabras que buscan otro mundo posible.

‘Nada de lo que puedo ofrecer me pertenece’ – Pepa Alemán

'Nada de lo que puedo ofrecer me pertenece', de María José Alemán Bastarrica
Sobrio y delicado, todo lo que se ofrece aquí tiene un por qué del que deberemos hacernos cargo una vez pasemos por sus páginas.