Pequeño homenaje a Fernando Sabido

Antonio Arroyo Silva

Antonio Arroyo Silva (Santa Cruz de La Palma , 1957) es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de la Laguna. Ha sido colaborador de revistas como ‘Artymaña, La Menstrua Alba’ (Canarias), ‘Zurgai’ (Bilbao), ‘La palabra y el Hombre’ (Veracruz, México) y de medios digitales como la revista de la Sociedad de Escritores de Chile, ‘Cinosargo, Neotraba’, o de la prensa local, sobre todo en ‘Diario de Avisos’. Ha publicado los libros de poemas ‘Las metamorfosis’, ‘Esquina Paradise’ , ‘Caballo de la luz’, ‘Symphonia’, ‘No dejes que el arquero’ (Col. Instante Estante, Brasil, 2012), ‘Sísifo Sol’, ‘Poética de Esther Hughes. Primera y Mis íntimas enemistades. Las plaquettes Material de nube’, ‘Un paseo bajo los flamboyanes’ (2012). En ensayo, ‘La palabra devagar’. Ha participado en antologías nacionales e internacionales. Es miembro de Remes (Red de escritores Mundiales en Español) y de la Nueva Asociación Canaria para la Edición (Nace).

BlogFacebooken DRAGARIA

 

Ha muerto Fernando Sabido Sánchez, el amigo, el hermano, el antólogo de poetas más impresionante que ha dado la humanidad. En su blog Poetas para el Siglo XXI quedamos más de veinte mil poetas de todo el mundo desolados, tristes. Deja aún a millones de ellos desamparados, Fernando quería poner en su blog a todas las personas que sintieran ese latido que transforma al ser humano. Fernando creía que la poesía iba a transformar también el mundo. No le importaba si el poeta había publicado muchos o ningún libro, si era famoso o nada conocido. Desde que abrió el blog hasta pocos días antes de morir no paró de trabajar, dejando quizás de lado su obra pictórica y poética que, por cierto, es notable.

María Gutiérrez, Fernando Sabido y Antonio Arroyo Silva
María Gutiérrez, Fernando Sabido y Antonio Arroyo Silva.

En lo que respecta a Canarias, nunca se ha visto ni se verá tantos canarios en una misma antología. Nada menos que 201 poetas, hombres y mujeres. Algunos muy jóvenes, otros ya fallecidos. Yo no sé por qué ningún organismo cultural le dio las gracias. Así que aproveché mi viaje a Madrid, en el año 2012, para contactar con él y conocerlo personalmente. Enseguida nos invitó a María Gutiérrez y a mí a un recital en—nada menos— Los Diablos Azules, el pub literario de moda. Y allí, sin etiquetas, aproveché para darle las gracias en nombre de los poetas canarios. Él, ante el público presente, y ante los 5.000 telespectadores del canal del pub me dijo que los poetas de Canarias nada teníamos que envidiar a los de la Península y a los hispanoamericanos.

Por otra parte Poetas del Siglo XXI ha servido también para ponernos en contacto con poetas de todos los rincones; y así, hemos podido participar en causas solidarias o bien se ha podido participar en multitud de revistas de Puerto Rico, México, Chile, Estados Unidos, etc. Fernando Sabido no se conformaba con la simple acumulación de poemas en un blog. De esta manera, paralelo y rasante a Poetas del Siglo XXI”surge Poesía Solidaria.  Las causas de Susana Chaves, Troy Davis, los mapuches y todas las atrocidades cometidas en el mundo fueron denunciadas en ese blog.

«No vivía de la poesía sino para la poesía. No era un acomodado social, vivía para que las personas tuvieran una vida digna»

Fernando Sabido Sánchez nació en Peñarroya-Pueblo Nuevo (Córdoba, España) y falleció el 2 de julio del 2017 en Alcalá de Henares donde residía desde hacía bastante tiempo. Su obra poética es bastante extensa, así como su obra pictórica.

Su compromiso con la poesía y con la justicia social era y es digno de admiración. No vivía de la poesía sino para la poesía. No era un acomodado social, vivía para que las personas tuvieran una vida digna. Su pensamiento político y social eran acordes y coherente con su vida. Era honesto, cabal, solidario y, aunque no era creyente, tenía muy en cuenta la sentencia bíblica que dice que hay que hacer las cosas con la mano izquierda sin que se entere la derecha.

Este año, que volví a Madrid por asuntos literarios personales, hubiera querido celebrar ese 14 de abril que habíamos celebrado cinco años antes, cerca de la Puerta de Alcalá. Por eso aprovecho el dicho de nuestra poeta Cecilia Domínguez, levanto la copa del corazón y digo: ¡Salud y República, Nando!

 

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: