Ana Pérez Cañamares: «He intentado huir de lo cursi»

Ana Pérez Cañamares

Entrevista exprés

Esta poeta tinerfeña licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid, trabaja como administrativa para la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Reconoce que con la poesía de siente «mucho más libre y más a gusto» y afirma que sigue en  Madrid «por el trabajo y la familia», aunque se le hace «ya muy grande». Tiene poca relación con el círculo literario de las Islas, a excepción de su editorial: «Por desgracia, conozco a algunos poetas y editores, pero sobre todo por redes sociales», admite.

Tres claves de tu último trabajo

Mi último trabajo publicado es De regreso a nosotros, un poemario de reivindicación y goce del amor en una edad madura. He intentado huir de los estereotipos, de lo cursi, de lo romántico y presentar el amor como una celebración que no implica renuncia ni sacrificio. Y como siempre hago cuando escribo, partiendo de lo personal y biográfico, he intentado ir más allá y hacer algo, digamos, de utilidad general.

¿Qué autor o autora te inspira?

Muchos. Tengo especial querencia por los poetas norteamericanos, los polacos y los nórdicos. Pero son muchos los que me inspiran; también entre mis amigos poetas, con los que coincido en recitales, intercambio libros, experiencias, reflexiones; me nutro muchísimo de ellos. Últimamente he leído a bastantes mujeres poetas que me están iluminando. La última que me deslumbró ha sido Edna St. Vincent Millay. Maravillosa.

Un poema, una novela, un cuento

— Un poema: Bucear hacia el naufragio, de Adrienne Rich; aunque probablemente si lo pienso más, se me ocurrirán varias decenas de poemas imborrables que me acompañan desde hace años.

— Una novela: El cuento de la criada, de Margaret Atwood, porque es una historia que tanto en la novela como en la serie me tiene fascinada.

— Un cuento: El nadador, de Cheever. O casi cualquiera de Cheever, Carver o Chéjov.

Una obra de teatro, un guión cinematográfico

— Una obra de teatro: no tengo cultura teatral.

— Un guión: Magnolia o Matar un ruiseñor. Aunque la verdad es que desde hace años soy mucho más de series que de películas. Creo que el mejor cine se está haciendo ahora para televisión.

Proyectos

Terminar de una vez el proyecto que más tiempo me ha llevado, un poemario sobre la maternidad; seguir escribiendo y publicando poesía —espero que salga pronto El espejo discreto, que fue premio Vicente Núñez el año pasado— y ocasionalmente aforismos. Y me gustaría tener más ocasiones de traducir poesía; es una labor que me gusta mucho y en la que se tiene un contacto íntimo con dos idiomas, un verdadero banquete para una amante de las palabras.

¿Qué personaje de DRAGARIA serías?

Un ave. Cualquier ave.


'De regreso a nosotros', de Ana Pérez Cañamares
Portada de ‘De regreso a nosotros’, de Ana Pérez Cañamares.

Ana Pérez Cañamares (Santa Cruz de Tenerife, 1968) ha publicado los poemarios La alambrada de mi boca (Baile del Sol), Alfabeto de cicatrices (Baile del Sol), Entre paréntesis. Casi cien haikus (La Baragaña), Las sumas y los restos (Premio Blas de Otero-Villa de Bilbao 2012), Economía de guerra (Lupercalia) y De regreso a nosotros (Ya lo dijo Casimiro Parker); el libro de aforismos Ley de conservación del momento (Isla de Siltolá) y el libro de relatos En días idénticos a nubes (Baile del Sol). Este año aparecerá el libro de poemas El espejo discreto, con el que ganó el premio Vicente Núñez-Diputación de Córdoba 2016. Participa con asiduidad en recitales y festivales de poesía, y sus poemas están recogidos en numerosas antologías. Algunos de ellos han sido traducidos al inglés, griego, polaco, croata, alemán y portugués. Ha ganado premios de poesía y relatos (fue finalista del premio La Sonrisa Vertical, dentro del colectivo Cori Ambó), Poesía de Radio Juventud, Gloria Fuertes y Pluma de Oro. Además de impartir cursos, colabora asiduamente en revistas literarias, para las que escribe cuentos, artículos y reseñas. (Blog).

Puedes comentar este artículo en nuestra página de Facebook: